fbpx

Historia del automóvil en Cuba (I): el primer carro

Cada día montamos en automóviles, o mejor, como decimos los cubanos, “en carro”. Muchos tienen su propio medio de transporte o, de lo contrario toman un taxi  o una guagua; pero los vehículos sobre ruedas no parecen nada sobrenaturales y, aunque muchos se interesan por las carreras o coleccionan carritos de juguete, pocos saben del origen del automóvil. ¿Sabes tú cuando circuló por primera vez un auto en Cuba?


En diciembre de 1898 hizo su aparición en las calles de La Habana el primer automóvil con una carrocería estrafalaria, un ruido casi insoportable y a una velocidad que, comparado con los de hoy, parecería “paso de hormiga”…

Desde su desembarco en los muelles del puerto de La Habana y en su recorrido hasta su cochera, el primer vehículo de este tipo se hizo notar y pronto se convirtió en noticia en una ciudad que llegaba un poco tarde, comparada con sus hermanas europeas, a la tecnologías de los artefactos sobre ruedas.

En diciembre de 1898 hizo su aparición en las calles de La Habana el primer automóvil con una carrocería estrafalaria. -blogdecesarestornes.com

El responsable del traer el artefacto a nuestra Isla fue José Muñoz, quien trasladó aquel armatoste ruidoso desde París hasta la Mayor de las Antillas, pensando que podría venderlo a buen precio y hacer un gran negocio.

Aquella máquina móvil alcanzaba una velocidad de hasta 12 kilómetros por hora y costaba unos seis mil francos. De fabricación francesa,  estaba registrada bajo la marca La Parisiense, una de las primeras en la incipiente industria de la fabricación automotora.

Muy pronto, entre la burguesía de la época, la posibilidad de tener un automóvil propio se volvió una tentación y significó para la clase alta de aquellos tiempos un objeto de lujo y ostentación social.

Por estos tiempos, los cubanos empezaron a disfrutar de uno de los inventos más geniales del siglo XIX. Cada vez más fueron llegando al puerto de La Habana automóviles más perfeccionados, que alcanzaban velocidades extraordinarias de hasta 10 o 15 kilómetros por hora y con modelos más modernos e innovadores.

Por: Tery Amores

 

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba