fbpx
Antes del Coppelia
Il Vecchio e il Mare

Antes del Coppelia: 23 esquina L

El sitio donde se ubica la Heladería Coppelia en La Habana es lugar emblemático para habaneros y visitantes, ya sean cubanos o extranjeros, pero ¿qué había antes en esa privilegiada esquina de la barriada del Vedado?

Antes del Coppelia: un hospital en honor a una reina


En la manzana comprendida entre las calles 23 y 21, L y K, primero estuvo el hospital Reina Mercedes. Se le dió ese nombre en homenaje a la esposa del rey Alfonso XII de España. Pero la reina Mercedes murió poco después de su matrimonio.

Pese al gran dolor que sintió por su pérdida, el rey Alfonso contrajo nupcias nuevamente. El Hospital pasó a llamarse entonces Nuestra Señora de las Mercedes. Pero los habaneros tienen fama de simplificarlo todo a la hora de hablar, así que terminaron llamándolo simplemente “El Mercedes”.

La construcción del Hospital Nuestra Señora de las Mercedes inició en noviembre de 1882. Varios benefactores ayudaron a financiarlo, entre ellos Doña Josefa Santa Cruz de Oviedo, Don Joaquín Gómez y Don Salvador Samá, Marqués de Marianao. El doctor Emiliano Núñez de Villavicencio y Álvarez fue su primer primer director. La perseverancia y el esfuerzos de este profesional fueron decisivos para llevar a feliz término la obra.

El hospital se inauguró el 8 de febrero de 1886. Al evento asistieron las personalidades de mayor prestigio de La Habana. “El  Mercedes” fue un centro médico-quirúrgico pionero en Cuba. Allía trabajaron los más destacados profesionales de la salud de su época.

En 1954 dejó de funcionar el hospital, fue demolido y se puso en venta el terreno. Una empresa constructora norteamericana lo compró en 300 mil pesos. Su objetivo era construir un moderno hotel con 500 habitaciones, pero el proyecto no se llevó a cabo .

Cinco años después se construyó el Parque INIT en los espacio del desaparecido Hospital Mercedes. Inaugurado en 1959, el Centro Recreativo Nocturno era una instalación turística compleja, con montañas y lagos artificiales, un espectacular escenario flotante. Además, contaba con cafetería, un bar y un restaurante con capacidad para 500 personas.

La heladería más grande del mundo

El sitio donde se ubica la Heladería Coppelia en La Habana es lugar emblemático para habaneros y visitantes. Fuentye: Karl-Sebastian-Schulte / Flickr (CC BY-SA 2.0).

Pero inexplicablemente, el Centro Recreativo fracasó. Un cabaret llamado Nocturnal lo reemplazó, llenando con el estruendo de su música las madrugadas de La Habana.

En el año de 1966 se realizó un congreso internacional en las instalaciones del Hotel Habana Libre. De allí surgió la idea de reemplazar el bulliciosa Nocturnal por un espacio más tranquilo, con ambiente familiar: Una enorme heladería con capacidad para mil personas. Sería la heladería más grande del mundo.

Ya para ese momento, La Rampa era uno de los lugares con mayor desarrollo en la ciudad. El arquitecto cubano Mario Girona recibió el encargo del proyecto, supervisado por el propio Fidel Castro y Celia Sánchez. Los equipos para la nueva heladería se trajeron desde los Países Bajos y en tan solop seis meses la obra estaba terminada.

El 4 de junio de 1966 la Heladería Coppelia abrió al público con un menú de 26 sabores de helados y 24 combinaciones diferentes. Desde ese mismo momento se convirtió en el corazón de La Habana moderna y un lugar favorito para encontrarse con amigos y seres queridos.

Interior de la Heladería Coppelia de La Habana. Fuente: BitBoy / Flickr (CC BY-SA 2.0).

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Cuba Material / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba