Cuba, República Dominicana y Costa Rica se han convertido en los principales destinos para el turismo sexual (+Video)

Cuba, República Dominicana y Costa Rica se han convertido en los principales destinos para el turismo sexual (+Video)

No es secreto que el turismo sexual existe en muchas partes del mundo, en algunos países es legal mientras que en otros como Cuba, las transacciones sexuales se realizan en secreto y en la sombra. El turismo sexual es una industria global en auge. En varios rincones del mundo, el sexo se vende tan abiertamente como las verduras en el mercado de un agricultor. Es una mercancía tan común como un saco de papas.

En la República Dominicana, la prostitución es legal. Sin embargo, el sexo con menores es ilegal, pero existen muchos reportes que prueban que una gran parte de las trabajadoras sexuales son menores de edad.

Hombres de todos los niveles de ingresos pueden comprar algo de tiempo con una prostituta en la República Dominicana. Al ser legal, comprar un rato con una mujer es sencillo y conveniente lo que atrae a turistas de todas partes del mundo.

En Costa Rica, donde la prostitución también es legal, las trabajadoras sexuales se integran en la trama de la cultura. Allí, no es raro que los hombres jóvenes tengan su primer encuentro sexual con una trabajadora de la noche, pagada por papá.

En Cuba, la prostitución es técnicamente ilegal, pero a nadie parece importarle. Estas mujeres y en muchos casos hombres de la noche, son catalogados por la sociedad cubana como jineteros o jineteras. El Departamento de Estado de los Estados Unidos define a los jineteros como «jinetes callejeros» que se especializan en estafar a turistas. La mayoría de los jineteros en muchos casos hablan o pueden comunicarse en varios idiomas como el inglés y se esfuerzan por parecer amables.

Aunque la prostitución en Cuba es ilegal, es un tabú bien conocido entre la sociedad. Jineteras o Jineteros están incrustados en la cultura y en muchos casos son aceptados por los cubanos como personas simplemente «tratando de sobrevivir» en una isla donde no hay muchas oportunidades.

Es importante mencionar que las leyes cubanas prohíben la explotación sexual de niñas o niños menores de 15 años, y aquellos sospechos de este delito pueden ser condenados a un máximo de 30 años de prisión, o la pena de muerte si existen factores agravantes.

Tal vez Cuba debería considerar tomar el camino de República Dominicana o Costa Rica, al regular la industria, estos países lo han hecho más seguro tanto para los trabajadores de esta industria como para los turistas que viajan cada año a estos destinos. Pero si podría funcionar o no en Cuba, esa es una pregunta para otro día.

Si desea ver cuán fácil y ‘disponible’ es el turismo sexual en Cuba, vea el siguiente video cortesía de AmericaTeve:

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba