1-Casa-Franchi-Alfaro-antes-restauración

Conoce la antigua mansión de la familia Franchi Alfaro en La Habana Vieja

La antigua mansión de la familia Franchi Alfaro, también conocida como la casa de los Marqueses de la Real Proclamación, ha sido intervenida en distintos momentos por los especialistas de la Oficina del Historiador, manteniendo desde los años ‘80 la misma dualidad de función en sus espacios: planta baja destinada a comercio, ocupada por el café “El Escorial” que reanima este sitio y la alta a vivienda; pero, en la actualidad el Restaurante-Bar “Azúcar” destaca en las logias con excelente visuales a la plaza y forma parte de las acciones que lleva a cabo el sector cuentapropista en la ciudad.

Se conoce que a mediados del siglo XVII pertenecía al capitán Martín Sotomayor. En las primeras décadas del XVIII estaba en poder del capitán Francisco de la Parra, tenía dos pisos de altura y accesorias comerciales hacia ambas calles. A mediados de ese siglo comenzó su reconstrucción y a finales la adquirió don Francisco Franchi Alfaro y Ponte quien poseía el título de Segundo Marqués de la Real Proclamación. Aquí se instaló con su familia a la que pasó por herencia en el siglo XIX. De ahí que se le identifique con este nombre. El inmueble fue comprado por Pedro Manuel Bances y Miranda, a finales del XIX.

Una vez llegado el siglo XX se reparó en su totalidad transformándose las fachadas por ambas calles. Por esta época, ocupó la planta baja en esquina y el entresuelo el Café-Restaurante “El Escorial”, inaugurado en 1913 en propiedad de Ramón Gutiérrez. En 1919, el edificio se había convertido en vivienda de múltiples familias, manteniendo el comercio esquinero.

- Publicidad -

El plátano en la cocina cubana: Chicharritas, tostones, fufú y más...

Su interior sufrió serias transformaciones con el decursar del tiempo. Esta edificación se restauró en 1987 para seguir desempeñando como vivienda, asumiendo desde entonces la estrategia de beneficiar a la población residente en este sitio y no hacer de nuestro centro histórico una ciudad muerta. Se mantuvo en planta baja la accesoria esquinera con un local destinado a comercio que ocupó la cafetería “La Plaza Vieja”. En la última intervención en ese local se restituyó con mejor diseño y confort, el espacio destinado a café “El Escorial”.

Deja Tu Opinion..

comentarios

Cuando hace algunas décadas a un sesudo se le ocurrió importar búfalos para que fueran criados...

El nombre de Matanzas que lleva una occidental ciudad cubana tiene un curioso origen que no...

Los cubanos llevan el baile en la sangre, el ritmo les pertenece, es una habilidad casi...

DERECHOS RESERVADOS TODOCUBA.ORG - 2016 TERMINOS | POLITICA