Conoce el El Club Cienfuegos, antiguo Yatch Club patrimonio arquitectónico de Cuba.

Conoce el El Club Cienfuegos, antiguo Yatch Club patrimonio arquitectónico de Cuba.

El club Cienfuegos, antiguo Yatch Club, fue inaugurado en el año 1920 y representa por su estructura uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad Cienfuegos y en Cuba. Su ubicación se encuentra a orillas de la bahía, en una zona protegida y de mucho valor ambiental para la isla.

El Cienfuegos Yatch Club, se constituyó como una sociedad de carácter deportivo (náutica) y fue producto de una sociedad de hombres adinerados y poderosos como para construir un hermoso lugar para su recreación. El departamento directivo estaba constituido por Presidente: Acisclo del Valle. Vicepresidente: José Ferrer Sirés. Miembros: Darío Méndez, Emilio Menéndez Acebal, Juan Silva Fernández entre otros.

Esta sociedad reunió la cantidad de cien mil pesos y comenzaron con las gestiones pertinentes para adquirir el terreno y elevar la sede.

Muy pronto se hicieron dueños de un terreno de dos hectáreas ubicada en el litoral de la bahía de Cienfuegos donde se disfruta esta edificación y comenzaron con la selección del personal que se encargaría del proyecto y la construcción. Para realizar su bello diseño se contó con la imaginación del arquitecto Pablo Donato Carbonell (autor de las principales edificaciones de la época). Fue puesto en marcha por los contratistas: Otero, Dorticós y Cortizo. Como jefe de obra fungió el ingeniero Juan Arcis. La obra tuvo un costo superior a los setenta y cinco mil pesos y se edificó en terrenos pertenecientes a Torcuato Ruiloba una de las zonas más pintorescas de la barriada del reparto Punta Gorda.

La edificación se comenzó a ejecutar en 1918 y fue abierta al público el 28 de agosto de 1920. Contó en sus inicios con dos niveles, entre ellos un basamento y una planta baja, rodeado de cuatro torres, dos de las cuales poseen cúpulas. En su edificación se utilizó el sistema de construcción tradicional con ladrillos y hormigón armado en su cubierta. Poseía un interior delicado y limpios acabados. Además contaba con terrazas con vista al mar. También incluyó piscinas e instalaciones deportivas. Los yates, remos y las regatas se convirtieron en una característica de la nueva sociedad, caracterizando al remo como el deporte náutico de Cienfuegos.

A partir de su construcción se ejecutaron urbanizaciones a su alrededor convirtiéndose así en la zona residencial más valorada por la burguesía local.

El valorado club se convirtió en el lugar favorito de la alta sociedad, siendo escenario de bailes, almuerzos, comidas, fiestas atléticas y sociales, etc. Una característica de su carácter elitista era su reglamento interno, donde se acordaba la restricción en el numero de socios del club, pues sus ejecutivos seleccionaban minuciosamente a sus miembros.

Sin embargo, esta exclusividad corresponde a una gestión por la constitución del remo como deporte náutico que caracterizó a la ciudad, siendo Cienfuegos una de las mas importantes de la isla. Las actividades de regata llevadas por Cienfuegos Yatch Club no sólo nutrieron el deporte local; sino que además trascendió las fronteras de la sociedad, para convertirse en importantes festejos, que se llevaban a cabo en las afueras del edificio para apresiar mejor.

Al transcurrir unos años se le añadieron dos terrazas laterales que daban vista al mar y en 1953 se le realizaron mejoras estéticas como la implantación de ventanas calobares en el lobby, en el bar que era llamado “La Lobera” y la constitución de una planta hasta el mar, cuyos pisos eran hechos con baldosas. Tambien se colocaron jardines que mejoraron la vista.

En el año 1982 con motivo de los XIV Juegos Centroamericanos y del Caribe se le realizó un remozamiento general pero luego de ese momento el mantenimiento de sus instalaciones fue desmejorando así como sus fachadas se deterioraron paulatinamente. La llegada de los 90 influyó negativamente en el mantenimiento del edificio, inevitablemente fue cerrado, quedó sin cuidados y a merced de agentes externos como la salitre, la humedad y víctima del vandalismo que despojó sus materiales de acabado de algún valor y la carpintería de la época. Tales acontecimientos hicieron que el estado de deterioro fuera avanzado, tanto así que apuntaba a posibles fallas estructurales.

En el año 1988 la Corporación Cubanacán y el Gobierno Provincial tomaron la decisión de realizar una reestructuración total que apuntaba a un incremento en las opciones náuticas recreativas para el creciente número de turistas en la ciudad y a la vez al rescate de una de las edificaciones más emblemáticas de Cienfuegos. Con la ayuda de todos, entre ellos proyectistas, diseñadores, constructores, montadores e inversionistas ofrecieron su aporte y contribuyeron a rescatar lo representa el Club Cienfuegos: una obra monumental de la arquitectura ecléctica cubana del Siglo XX.

Escrito por: .




1 2 261