fbpx
CIMAvax-EGF
Tina Franklin / Flickr

CIMAvax-EGF: una esperanza de vida nacida en Cuba

Crear una vacuna es como crear una obra de arte. Durante muchos años, el conocimiento, la creatividad y la constancia deben ir de la mano para obtener un producto capaz de lograr la erradicación de una enfermedad o alargar la vida a millones de seres humanos. En este caso, el producto se gestó en el Centro de Inmunología Molecular de La Habana y ya es conocido en el mundo como CIMAvax-EGF.

¿Cuál es la función del CIMAvax-EGF?


Esta vacuna tiene como finalidad movilizar al sistema inmunológico del paciente para que ataque una proteína denominada Factor de Crecimiento Epidérmico. Esta última, favorece la multiplicación y la sobrevivencia de las células tumorales. Diferentes tipos de tumores podrían depender de esta proteína para crecer y dispersarse en el organismo. No obstante, es en pacientes de cáncer de pulmón en los que se han apreciado resultados más alentadores.

En entrevista a BBC Mundo, expertos del Centro de Inmunología Molecular aseguraron que a algunos pacientes que tenían un pronóstico de seis meses de vida, el tratamiento con la vacuna les ha permitido sobrevivir hasta cinco años.

Cáncer de pulmón
Cáncer de pulmón. Fuente: Wikimedia Commons.

De igual forma, comentan que ya existen datos de que, en pacientes menores de 60 años, la vacuna permite una tasa mayor de supervivencia. De hecho, la tasa de supervivencia media es de 18,53 meses, en comparación con 7,55 meses en los no vacunados.

Aprobada por la FDA de Estados Unidos

En adición a sus notables efectos, quizás lo que ha hecho más famosa a CIMAvax-EGF es que se ha convertido en la primera vacuna cubana que la Federación de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos aprueba para la realización de ensayos clínicos en su territorio.

El centro encargado de su aplicación en ese país es el Instituto para el Cáncer Roswell Park, ubicado en Buffalo, Nueva York. El jefe de Inmunología de la institución, Kelvin Lee, reconoció que los efectos adversos asociados al tratamiento con la vacuna son mucho menores que los observados con otros tratamientos más agresivos.

¿Qué mejor muestra de la sagacidad y la pasión de los cubanos que este producto revolucionario en cuyo desarrollo trabajaron decenas de científicos durante aproximadamente veinticinco años? ¿Qué mejor éxito que haber podido hasta el momento prolongar la felicidad de más de 3000 personas y sus familias? ¿Qué mejor esperanza y premio para quienes trabajaron en su desarrollo que la de ver esparcido este éxito a todo el mundo y que sirva de ejemplo para el desarrollo de otros productos semejantes? ¡Definitivamente, el CIMAvax-EGF debe ser un motivo de orgullo para todos los cubanos! 

Si te gustó este artículo, te recomendamos que no dejes de visitar nuestra sección de ciencia y técnica. Allí encontrarás muchos otros artículos que también podrían ser de tu interés.

Escrito por | Redacción - NGM

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba