fbpx

Central cubano Asturias, de la abundancia y el lujo a la destrucción y el olvido

Asturias se encuentra en España, pero también en Cuba. Para llegar a la Asturias de la mayor de la Antillas se debe salir de Cifuentes tomar la carretera de Mata, bajarse en la entrada del demolido central El Vaquerito y desde allí caminar por un sendero flaqueado de cañas hasta una arboleda que señala el emplazamiento de la comunidad. En fin, que casi es más fácil para los cubanos llegar a la Asturias de Europa que la de la Isla.


Fueron los inmigrantes asturianos los que llamaron así al central alrededor del cual creció el pueblo. Allí fundaron su plantación y no la abandonaron nunca, ni tan siquiera cuando la guerra se ensañó con la región y ardieron las cañas y los ingenios. Allí permanecen aún sus descendientes, arraigados a la tierra, a pesar de que el ingenio, centro de la vida del Asturias cubano, hace años que desapareció barrido por la crisis de la industria azucarera cubana.

Allí permanecen aún sus descendientes, arraigados a la tierra

Todavía en el batey del antiguo central Asturias se conserva la campana del ingenio que tiene grabado un año: 1867. Cuentan que los mambises cubanos cuando destruyeron el ingenio intentaron llevársela para fundir cañones, pero no pudieron cargarla, así que la dejaron allí. Y allí permanece todavía más de un siglo después de la guerra.

Además de la campana se conserva el barracón donde vivían los esclavos, junto al cuarto de castigo donde estaba situado el cepo y el yugo. En esa enorme casona dormían con un candado puesto, que sólo se abría cuando llegaba la hora del trabajo. El “cuarto de las papas” le llamaban los campesinos, hasta que un día se acabó la esclavitud y ya no hubo más papas.

Antigua campana del ingenio Asturias

En Asturias existen historias de fortunas enterradas, botijas y joyas dicen, de cuando el banco era la tierra. Muchos han llenado el pueblo de agujeros tratando de encontrarla pero nunca han encontrado nada. Sólo tierra, la misma tierra sobre la que han sembrado generaciones de campesinos.

Fuente: OnCuba

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba