fbpx
El Callejón de Hamel: el más colorido de Cuba
Joel Díaz / Wikimedia

El Callejón de Hamel, el más colorido de Cuba

La entrada principal del Callejón de Hamel, por la calle Aramburu, invita a transitar a todos los curiosos, a adentrarse en un sitio lleno de cubanía y marcado por tradiciones africanas ancestrales.


Todo comenzó cuando uno de los vecinos del Callejón le pidió a Salvador González, artista de la plástica y director del proyecto, que pintara la fachada de su casa. Este, al ver el estado de deterioro de las demás, decidió tomarlas como lienzo para plasmar su arte. Así, el 21 de abril de 1990, nacía el proyecto cultural comunitario Callejón de Hamel.

Sin embargo, la idea era quizás atrevida para su época, pues el mundo mítico de la religión africana plasmado en esos murales estaba un poco cuestionado en la década del 90. Pero el deseo de hacer una obra de carácter didáctico, que correspondiera a la esencia de la cultura cubana, prevaleció por encima de todo lo demás.

Un referente cultural

El callejón debe su nombre a un estadounidense, con raíces francesas y alemanas, Fernando Belleau Hamel, quien a principios de siglo XX encalló su embarcación entre las costas de Pinar del Río y La Habana. Más Tarde, Hamel compró algunas parcelas en las calles del barrio habanero de Cayo Hueso, justo donde ahora está el Callejón.

Hoy, el sitio es un referente importante de la cultura cubana, no sólo para los nativos de la Isla, sino para los turistas que lo visitan diariamente, pues se trata primer complejo de murales y esculturas inspirados en las diferentes manifestaciones religiosas que se practican en el país.

Los fines de semana, la rumba y los tambores reclaman su protagonismo. Una de las actividades más conocidas es la Peña de la Rumba, que tiene lugar los domingos y permite, desde hace años, que los amantes de este género puedan disfrutarlo sin costo alguno.

Pero, ¿a qué se debe que este paraje sea tan visitado por personas de otras tierras? Por un lado, cabe indicar su situación geográfica: está próxima al malecón y al Barrio Chino habanero, sitios emblemáticos para los foráneos históricamente.

El Callejón de Hamel es un complejo de murales y esculturas. Fuente: Kirua / Wikimedia (CC BY 3.0).

 

El Callejón de Hamel, entre lo sagrado y lo profano

Por otra parte, está lo exótico de las actividades que se realizan: simulacros de ritos de religiones como el Palo Monte, la Regla de Osha, así como alegorías a la Sociedad Secreta Abakuá, estimulan la curiosidad de los extranjeros por conocer Hamel.

Estas prácticas litúrgicas no son usuales en cualquier parte del mundo. En el caso de la Sociedad Secreta Abakuá, sus manifestaciones más genuinas solo se encuentran en Cuba, ni siquiera en África.

También el Callejón ha sido escenario de conciertos para grupos puertorriqueños y norteamericanos, además de recibir a músicos extranjeros como Jimmy Page, guitarrista de Led Zeppelin y el baterista de Bob Marley.

Así que ya sabe, si se encuentra de visita en Cuba y quiere pasar un buen rato, rodeado de historia y cultura, acercarse al Callejón de Hamel es solo el comienzo.

Callejón de Hamel
El lugar es muy concurrido por la diversidad de actividades que ofrece. Fuente: Joel Díaz / Wikimedia (CC BY 4.0).

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Adictos a los Viajes / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba