Banes: la Capital Arqueológica de Cuba

Banes: la Capital Arqueológica de Cuba

La ciudad de Banes está ubicada al norte de la provincia de Holguín, región oriental de Cuba, y fue fundada en l910. La principal característica de esta pequeña urbe, de unos 47 mil habitantes, son sus añejas construcciones de madera representadas en ellas diversos estilos arquitectónicos, así como sus hermosas playas que están bañadas por las cálidas aguas del océano Atlántico.

Es considerada por los especialistas La Capital Arqueológica de Cuba, tomando como base estudios científicamente demostrados que han permitido determinar que fue la región de mayor habitación humana durante la etapa de los aborígenes.

Las investigaciones realizadas por los antropólogos más especializados arrojaron que, una de las culturas más adelantadas en la época de Cuba precolombina, era la taína, (de las tres existentes en nuestro país) la cual fue establecida en distintas zonas de la parte oriental, destacándose entre ellas, el cacicazgo “Baní” radicado en este municipio.

Por tal motivo la XV Jornada Nacional Arqueológica, acontecimiento que se realiza cada dos años en el marco de las fiestas Iberoamericanas que se celebran en Holguín, tendrá como sede del 25 al 27 de octubre el museo Indocubano Baní con la participación de arqueólogos e investigadores relacionados con esa temática de todo el país e invitados extranjeros.

LAS PRIMERAS INDAGACIONES

En el año 1928 comenzaron los primeros análisis del extenso territorio por Orencio Miguel Alonso, pionero en este trabajo de exploración y excavaciones en la búsqueda de utensilios aborígenes, tarea a la cual prácticamente dedicó su vida.

De este trabajo se obtuvo un buen resultado, ya que encontraron vestigios de asentamientos de unos mil pueblos indígenas, aproximadamente seis mil años, hasta épocas más tardías, con la presencia de importantes sitios de contacto indohispánicos en todo lo que comprende el cacicazgo “Baní”, llevados estos al mapa de la región, donde se encuentran señalados.

Años más tarde con la finalidad de indagar sobre estas culturas, y a su vez tomar muestra de piezas existentes  de los lugares donde estaban establecidos, un grupo de científicos del Departamento de Antropología de la Universidad de La Habana, llevaron varias muestras de esta colección, para exponerlas en museos de la capital.

La Universidad norteamericana “Yale”, del estado de New Haven, en el período de los años 1948 a 1951, con su profesor Irving Rousse, también realizó investigaciones en el territorio, de las cuales se publicó un libro titulado “Maniabón Hills” (Lomas del Maniabón) .

Después del año 1959, la Academia de Ciencias de Cuba, envía a este lugar a un grupo de investigadores, y se producen además  visitas de científicos de países como Checoslovaquia, Canadá y otras nacionalidades, que se interesaron grandemente por conocer en el terreno, estas culturas aborígenes.

La ciudad de Banes tiene el privilegio de contar con los dos museos más importantes de la isla sobre cultura aborigen: el de sitio Cementerio Aborigen Chorro de Maíta, el primero en Cuba de este tipo y el mayor de Las Antillas, el cual exhibe en su interior objetos aborígenes y los esqueletos de nuestros primitivos habitantes en la posición original en que fueron encontrados.

Por su parte  el Museo Indocubano Baní, radicado en el corazón de la ciudad y que atesora unas 22 mil piezas de incalculable valor patrimonial, está dividido en cuatro salas, muy bien organizadas. La primera es la introductoria y las restantes están dedicadas a cerámica, collares, semíes o ídolos de la época precolombina.

El símbolo auténtico de Banes es una pieza clasificada también como ídolo, pero elaborada sobre concha de Strombus Gigas (cobo) mediante la técnica de corte por percusión que representa una mujer desnuda con las manos a la altura del pecho y rostro cadavérico representando la muerte; y la parte del cuerpo por la presencia del ombligo y las costillas representa la vida, y fue encontrado en el sitio conocido como Varela 3 de esta región. Una réplica de esta bella pieza tallada es entregada a destacadas personalidades.

Cuenta también con el ídolo de oro, descubierto en el sitio de la antigua finca Santana-Sarmiento, un lugar muy próximo al Chorro de Maíta. Es el único existente en Cuba y una de las piezas más excepcionales de la arqueología nacional. Aunque este semí tiene características aborígenes, no está confirmada su procedencia, porque fue fundido en oro, técnica que se considera ignoraban nuestros antepasados.

Es común en nuestra lengua la utilización de epítetos para nombrar países, ciudades, pueblos y demás, pero en este caso sobran razones para denominar a esta pequeña ciudad, de la región oriental de la isla más grande de Las Antillas; como La Capital Arqueológica de Cuba.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba