fbpx

Así funciona Crear-te, el único taller privado de impresión 3D de Cuba (+ Video)

En 2009 Abel Bajuelo quedó impresionado cuando observó en una Feria de Tecnología en Panamá el funcionamiento de impresora 3D. De inmediato pensó en lo útil que sería un aparato de ese tipo en Cuba para fabricar todo tipo de objetos para un mercado tan deprimido como el de Cuba. Pero también pensó que no era el momento, pues los altos costos de esa tecnología la hacían todavía prácticamente inaccesible.


Así que regresó a Cuba y creó Habanastation en la capital del país: una sala de juego que, según expresa, fue la primera del país y con la que tuvo mucho éxito como pequeño empresario. Sin embargo, de la noche a la mañana, las autoridades cubanas decidieron que ni las salas de juego, ni los cines 3D eran negocios lícitos y tuvo que cerrar.

Entonces retomó la idea de montar un taller de impresión 3D y surgió Crear-te, único de su tipo en la capital de Cuba. En él fabrica, sobre todo repuestos para piezas que han dejado de funcionar. Toma las rotas y, aplicando ingeniería inversa, las modela, vectoriza y luego las imprima para que queden igual que las que le solicitó el cliente.

Muchos pequeños empresarios han visto en el taller de Abel una bendición que les permite alargar la vida útil de sus equipos que, al no estar diseñados para uso industrial, se deterioran rápidamente.

Para poder llevar adelante con éxito su proyecto, Abel tuvo que aprender sobre diseño, ingeniería, resistencia de materiales. Sus ganancias no son muchas, pues el coste de la impresión final es alto, pero mantener los precios asequibles (aún a riesgo de ganancias mínimas) le ha permitido abrirse un hueco en el mercado e ir ganando más clientes, lo que compensa el costo de la materia prima que no es nada barata y debe importar del extranjero, pues no se fabrica en Cuba.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba