8 curiosidades sobre la Plaza de la Catedral

8 curiosidades sobre la Plaza de la Catedral

1- El terreno que hoy ocupa la Plaza de la Catedral era una ciénaga formada por el estancamiento de las aguas procedentes de la lluvia y en tiempos de seca desaparecía gran parte de esta. Esto provoco que en la segunda mitad del siglo XVI los vecinos comenzaran a llamarla la Plaza de la Ciénaga.

2- En el área del conjunto total que forman la Plaza de la Catedral y sus edificios adyacentes en 1577 se proyectó la construcción de un puente de madera para atravesar la ciénaga porque en la fechas de abundante lluvia se les hacía imposible a los vecinos de la zona de la Punta acudir a misa. Los habitantes contribuyeron con 300 reales y el trabajo de sus negros esclavos.

Litografía de la Plaza de la Catedral del siglo XIX.

 

3- La Iglesia de la Catedral, al contrario que la mayoría de las catedrales del mundo, en su fachada no es completamente simétrica. Se observa a simple vista la desigualdad de sus torres, siendo una más estrecha que la otra. La más estrecha corresponde al terreno que se le concedió a los frailes pero resultó que no podían tomarse más de la calle sin perjudicar el tránsito y desahogo de las corrientes que se producían en tiempos de lluvia por lo que tuvieron que corregir las dimensiones que tendrían esta torre.

4- El Callejón del Chorro en un principio no fue callejón sino una calle continua que iba desde San Ignacio hasta la calle Compostela y la atravesaban tres puentes que se correspondían con el lugar donde están las calles Cuba, Aguiar y Habana respectivamente.

Fotografía de la Plaza de la Catedral en 1900.

 

5- Las medidas originales de la plaza, después de ser nombrada de forma oficial Plaza de la Catedral, era cien varas de largo de Norte a Sur y ochenta varas de Este a Oeste.

6- Originalmente esta área se encontraba enclavada en unos terrenos del Ayuntamiento que tenían una extensión total de 13 caballerías y un sexto, con tierras de varias calidades y que se tasaron en la época en 90 165 y 7 reales.

Fotografía de la Plaza de la Catedral en 1928.

 

7- Un curioso buzón, esculpido en piedra, se encuentra empotrado en las paredes de la fachada de la antigua residencia de los Marqueses de Arcos dentro del área de la plaza. Representa la máscara griega de la tragedia y la apertura de su boca sirve para depositar el correo. Esa maravillosa escultura funcional es el buzón de correos más viejo existente en Cuba.

8- En la Catedral de La Habana se suponía que estaban enterrados los restos de Cristóbal Colon pero realmente el cuerpo que allí descanso fue el de Diego Colon, hijo del almirante español. Allí permanecieron desde 1976, cuando fueron traídos desde Santo Domingo, y fueron trasladados a Sevilla en 1898 cuando Cuba dejo de ser colonia de España.

Fotografía de la Plaza de la Catedral en 1955.

 

Escrito por: Redacción - NFZ.




1 2 257