fbpx
marcas prestigiosas de tabaco cubano
Ba-Su / Pixabay

3 prestigiosas marcas de tabacos se elaboran en Pinar del Río

Pinar del Río está ubicada en la zona occidental de Cuba. En esta parte del país se cosecha más del 80% de la producción de tabaco de la isla. La región también se caracteriza por su gran variedad de flora y fauna, lo que realmente le aporta un gran atractivo turístico a esta provincia, que además es famosa por las prestigiosas marcas de tabacos que acá se elaboran

La ciudad de encuentra a una distancia de 174 kilómetros de la Habana, y en esta zona se encuentran también hermosas playas, realmente impresionantes, rodeadas de aguas azules y cristalinas.


Cohibas es una de las marcas de tabaco más prestigiosas
Cohibas es una de las marcas de tabaco más prestigiosas. Fuente: Pixabay.

La naturaleza puede ser apreciada a su plenitud en este pedacito de Cuba. Es una región que se presta para hacer turismo ecológico. Una de las características más resaltantes de Pinar del Río, es que pose una de las barreras de arrecifes más grandes del mundo, catalogada como la segunda mayor después de la de Australia.

La capital de la provincia cuenta con una Universidad y con la emblemática estructura del Palacio Guasch, el primer edificio de la ciudad donde se empleó el hormigón armado y donde actualmente funciona la sede del Museo de Historia Nacional.

Prestigiosas marcas de tabacos cubanos

Aquí también se encuentra una de las fábricas de tabaco más famosas del mundo, llamada “Francisco Donatién”. De esta fábrica salen las más prestigiosas y conocidas marcas de tabacos cubanos que son distribuidas comercialmente, tales como Montecristo, Cohibas y Partagás.

La fábrica puede ser visitada y su travesía realmente es toda una atracción. El proceso de elaboración del tabaco en la fábrica es completamente manual, desde el torcido hasta el etiquetado y empaque final.

Los tabacos de la marca Partagás son muy apreciados. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0).

En sus talleres se se puede observar el proceso de trabajo la fábrica, en la mayor parte realizado por mujeres. Algunos trabajadores cortan las hojas a la medida. Otros enrollan las hojas en diferentes capas, que según la marca pueden ser más o menos compactas. Un tercer grupo corta los diferentes tabacos según las medidas. Así va saliendo el tabaco confeccionado de la fábrica.

Estrictos controles de calidad

Al tabaco elaborado se le aplican diferentes controles de calidad. Un grupo de trabajadores se encarga de realizar las diferentes pruebas características a una muestra de estos tabacos. Entre las pruebas que se les realizan se verifica el aroma de las hojas y la textura del tabaco. También, con una aguja tipo boquilla, se insufla humo a través del tabaco y, dependiendo de las formas que adquiere el humo una vez que sale de este, es posible detectar si reúne las características o estándares aceptables de calidad.

Una vez superadas todas las pruebas, los puros pasan al acabado final, donde se les coloca el nombre comercial y se empaquetan.

En la tienda de la fábrica se pueden adquirir los habanos, que están disponibles para la venta.

Cuba tiene una importante exportación de tabacos, que durante el año 2019, aportó más de 269 millones de dólares a la economía del país.

Los habanos Montecristo, reconocidos por su calidad. Fuente: PxHere.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba