fbpx
Ferrocarrill Hershey

13 curiosidades que quizás no conocías del Ferrocarril Hershey cubano

El pueblo de Hershey tiene un gemelo en Pensilvana, pues ambos fueron concebidos y fundados por el empresario norteamericano Milton S. Hershey. Ubicado en la provincia La Habana, sus casas de techos verdes y dotadas de chimeneas, la forma de las ventanas, el diseño urbanístico, la vegetación tupida, todo transmite la impresión de encontrarse en Hershey Chocolate Town (Pensilvana, USA). Es como un pedacito de tierra norteña trasladado al Municipio Santa Cruz del Norte, del cual Hershey forma parte.


Al Triunfar la Revolución, el tren, el ingenio y las tierras fueron nacionalizados. Desde ese momento adopto el nombre de Camilo Cienfuegos. Aunque todos lo conocen con el nombre antiguo: Hershey, que también marca la estación central de la línea del tren electrificado. Sobre este tema conozca a continuación algunas curiosidades:

Milton S. Hershey (1857-1945) compró más de 24 200 hectáreas de campos de caña de azúcar al este de La Habana, a mitad de camino entre la capital y Matanzas para la fabricación de su famoso chocolate con leche.

Para transportar sus productos a puertos cercanos y sus trabajadores a ciudades adyacentes, construyó una red ferroviaria de 135 km.

Los primeros trenes fueron impulsadas por vapor, pero en 1919 Hershey encargó la primera maquinaria eléctrica a J. G. Brill y General Electric.

El servicio de tren eléctrico de pasajeros entre Matanzas y el Central Hershey comenzó en enero de 1922 y fue ampliado a Casablanca, a través de la bahía de La Habana, en el mes de octubre siguiente.

Dos de las líneas siguen abiertas que se utiliza para el transporte público y la otra como una atracción turística.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el grupo Hershey vendió el ingenio, la red ferroviaria y sus cañaverales a la Cuban-Atlantic Sugar Company, la cual los revendió en 1957 al magnate azucarero Julio Lobo. Los dos vagones datan de 1944 y fueron donados en 1997 por la ciudad española de Barcelona a Cuba.

De los 17 coches que tenía el tren en su juventud, a principios de los años 20, quedan tres “auténticos” construidos en 1917 en Pensilvania (Estados Unidos, noreste), sede del grupo Hershey.

El tren de Hershey desde 1921 circula entre las ciudades de Matanzas y La Habana. Es el único tren en Cuba que no usa como combustible el petróleo, sino la electricidad.

A principios de octubre de 2010 se descarriló el tren de Hershey a la altura de Jústiz, por las traviesas en mal estado. Hubo varios heridos y quedó arruinado el tendido eléctrico en varios kilómetros a la redonda. La locomotora y varios coches resultaron seriamente dañados.

El deterioro de la vía era tal que en gran parte de los tramos no se podía superar la velocidad de 20 kilómetros por hora. La línea Casablanca-Hershey-Matanzas, la única electrificada del país y que tiene un carácter histórico.

El tren se reincorporó a prestar servicio a finales de enero del

Para los cubanos que no estén apurados por 2,80 pesos contra 34 pesos en ómnibus (0,11 centavos contra 1,36 dólares), un cubano puede recorrer los 98 km que separan a La Habana de la provincia de Matanzas en el tren de dos coches que, a mitad de camino, pasa por el pueblito de Hershey, donde el empresario norteamericano hizo construir en 1916 un ingenio de azúcar, hoy abandonado.

Según el horario, el viaje, aderezado con 47 paradas, dura cuatro horas.

 

Escrito por | Redacción - AHP

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba