fbpx
Jacobsohn/Getty Imag

El jugador con más Home Runs en la Historia

Sabemos que los home runs, cuadrangular, cuatresquinazo o jonrón (como lo conocemos los cubanos) es un batazo que en la pelota todo el mundo quiere dar.


Muchos jonrones han despertado amores y pasiones, odios irreconciliables y grandes rivalidades en un terreno de pelota.

Muchos son los jugadores que han despertado la admiración de multitudes por su fuerza y por dar cuadrangulares a la hora cero.

La mayoría de ellos, por supuesto, han pasado por el mejor béisbol del mundo, las Grandes Ligas y otros dejaron su huella en otras latitudes.

Por ejemplo, en Cuba, tenemos los casos de Orestes Kindelán, Omar Linares, Lázaro Junco o más recientemente Alfredo Despaigne.

Omar-Linares. FUENTE: deporte cubano

Hay otros grandes en el área del Caribe y América Latina como el mexicano Adrián González, el dominicano David “Papi” Ortiz o el venezolano Miguel Cabrera.

En Estados Unidos sobran ejemplos: están los mayores jonroneros respondiendo a los nombres de Hank Aaron, quien conectó 755 cuadrangulares, o el inmortal Babe Ruth, que disparó 715, quienes se hacen acompañar de Mickey Mantle o Mark McWire.

home runs,
Babe Ruth. FUENTE:
hollywoodreporter.com

Pero ninguno de ellos es el que más cuadrangulares o Home Runs ha pegado en la vida.

El dueño de este récord no es latino ni anglosajón. Es japonés, y se llama Sadaharu Oh.

FUENTE: japanesebsaeballcards.com

Sadaharu Oh nació en Japón aunque también posee la nacionalidad taiwanesa esto debido a su padre que era de China.

En el año 1957 comenzó a jugar el béisbol como pitcher y en el año 1959 fue contratado por el equipo de la Liga Japonesa de Béisbol profesional en representacion de Yomiuri Giants.

Su debut no fue nada bueno. Solo conectó para 161 de average, con siete cuadrangulares.

¿Pero cómo pudo sobreponerse?

Los Giants contrataron como preparador a Hiroshi Arakawa, que le ayudó a mejorar su forma física y su estilo de bateo.

En 1962 comenzó a batear levantando ligeramente una de sus piernas antes del swing, de forma similar a un flamenco (de la manera que lo hacen los jugadores japoneses de hoy), y esa temporada aumentó su promedio, con 38 home runs y 87 carreras impulsadas.

Desde esa fecha, hizo un promedio de 30 cuadrangulares hasta que se retiró.

De esta forma, Oh llegó a conectar la casi absurda cantidad de 868 home runs en su carrera deportiva, en el momento de su retiro a los 40 años, en 1980.

Como dato curioso, en 1964, consiguió el récord de home runs en una sola temporada de la liga japonesa, con un total de 55.

Esta marca aún no ha sido superada, si bien ha habido tres bateadores que estuvieron a punto de lograrlo: Randy Bass en 1985 con 54, y Karl Rhodes (2001) y Álex Cabrera (2002) con 55.

En los tres casos, los pitchers de cualquier equipo de la liga se negaron a lanzar bolas de strike, por lo que ninguno de los tres pudo superar a Oh, solo para que el récord quedara en manos de la leyenda nipona.

Escrito por | Redacción

Fuente: Wikipedia / Gabriel García

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba