fbpx

Rodolfo Martínez, la voz que le da vida a los juegos de pelota en el Latinoamericano y que solo cobra 50 centavos de dólar por encuentro narrado

Por 25 años, Rodolfo Martínez ha sido la voz del Estadio Latinoamericano. Todos los que han visitado la emblemática instalación deportiva del Cerro o seguido los partidos por la televisión le han escuchado. Sin embargo, la suya es una labor anónima y poco saben que este cubano, más allá de decir el número, la posición y el nombre del bateador es un profundo conocedor del béisbol cubano.


Desde 1995 ha sido el locutor del estadio, cuando sustituyó a Tony Veiga, quien tuvo que abandonar el trabajo por cuestiones de salud. Periodista de profesión tomó el trabajo como algo eventual pero se fue quedando hasta cumplir un cuarto de siglo en la cabina.

Se ha mantenido en el trabajo porque ama el mundo del béisbol (sólo gana 9.00 pesos cubanos por partido…, una miseria que no da para nada). Pero le gusta estar allí en la cabina, pues su hermano jugó pelota profesional en Cuba y desde niño, Rodolfo asistía al templo del Cerro para verlo jugar. Él también jugó pelota y el juego de las bolas y los strikes se convirtió en una pasión en su vida.

Rodolfo Martínez, locutor del estadio Latinoamericano

Conocedor profundo de la pelota cubana, Rodolfo Martínez considera que el béisbol en la Isla se ha resentido sobre todo por la fuga de talentos hacia las ligas profesionales, lo que ha hecho que la calidad de la Serie Nacional caiga en picada. También por problemas metodológicos en la enseñanza en las categorías inferiores y por falta de calidad de los entrenadores, muchos de los cuales nunca han jugado pelota.

Uno de sus sueños es poder volver a anunciar en el Estadio Latinoamericano los nombres de los grandes peloteros de Industriales que abandonaron el país con el objetivo de jugar profesional. Ese día su voz, como nunca antes, retumbaría en la emblemática instalación del Cerro.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba