fbpx
CubaDeportes

El mejor aficionado de la pelota cubana

Si le preguntásemos a cualquier cubano si conocen quién fue Armando Luis Torres Torre, el mejor aficionado de la pelota cubana, estoy seguro de que nadie pudiese dar una respuesta afirmativa.


En cambio, si indagáramos por Armandito “EL Tintorero”, sé que la mayoría de los aficionados al béisbol cubano sabría enseguida.

Armandito el Tintorero. FUENTE: Cubasi

Resulta que Armandito fue uno de los mayores fanáticos, para no ser absoluto, de la pelota cubana.

Tan fanático, que hay quien asegura que no dejó de asistir a un solo juego en el estadio Latinoamericano desde 1966 hasta su fallecimiento, en agosto de 2004.

Ver a “El Tintorero” en las gradas del Latino era un espectáculo.

Poseía una voz privilegiada y un talento natural para guiar a las masas y volcar los más ruidosos cantos en favor del equipo de casa y desconcertar a cualquier contrario.

Durante casi cuatro décadas, este inquieto personaje dirigió el graderío desde su asiento de siempre: el segundo de la séptima fila entre la banda de tercera del mítico estadio Latinoamericano.

El Tintorero. FUENTE: desdeLaHabana.net

Donde su vozarrón y sus gafas de miope condimentaban cada partido, sin importar el nivel de las novenas en acción.

Nunca se vio a un aficionado tan activo, con silbatos, gritos y cánticos que le convirtieron en un jugador más que ayudó a los Industriales a conquistar títulos en la Serie Nacional, o al equipo Cuba en las competencias internacionales.

Siempre había una iniciativa y bastaba un gesto para que su “equipo tomara la seña”.

La escoba pidiendo la barrida al contrario; el clásico “tun turun tun” para quienes deben cargar los bártulos.

O el conteo hasta 10 para el lanzador explotado. Su presencia en el estadio se hizo indispensable.

Pero su influencia no solo se ejercía desde las gradas del Coloso del Cerro, sino también fuera del país.

Tanto es así que fue invitado 1999 por el ex presidente cubano Fidel Castro a asistir al segundo juego que efectuó la selección cubana y la novena de Grandes Ligas Orioles de Baltimore.

Considerado un acontecimiento sin precedentes, y donde pudo animar a los suyos en la victoria sobre el elenco profesional.      

Tal fue su persistencia y dedicación en el graderío, que Aldo Notari, entonces presidente de la Federación Internacional de Béisbol.

Armandito el Tintorero. FUENTE: HavanaTimes

Le entregó una placa conmemorativa creada especialmente para él, en ocasión del Campeonato Mundial de Beisbol celebrado en La Habana en 2003.

Armandito “El Tintorero” dejó de existir físicamente en agosto de 2004.

Pero el que visite el estadio Latinoamericano lo verá sentado ahí todavía: en el segundo asiento de la séptima fila, por la banda de tercera. 

Escrito por | Redacción

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba