Los reyes de España pasearon por la Habana Vieja

Los reyes de España pasearon por la Habana Vieja
© EFE / Juan Carlos Hidalgo

La Habana, 12 nov. 2019.- Los reyes de España pasearon por la Habana Vieja antes de lo previsto en su agenda. En la primera oportunidad han salido a conocer las calles de la vieja ciudad.

Se supone que no sería hasta el miércoles cuando conocerían los lugares más emblemáticos del centro de La Habana acompañados por autoridades locales.

Durante la mañana el rey se reunión con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. Por su lado, la reina Leticia y la esposa del presidente Díaz-Canel visitaron una escuela taller. Luego de estas actividades, los monarcas españoles se citaron de manera sorpresiva y, cogidos de la mano, llegaron a la plaza de la Catedral.

Una visita improvisada que motivó una gran expectación tanto entre los turistas. Algunos de ellos eran españoles que en esos momentos se encontraban en la plaza.  Algunos cubanos que lanzaron vivas al rey y a la reina.

Felipe VI y doña Letizia cambiaron la indumentaria que lucieron a primera hora de la mañana cuando fueron recibidos por el presidente cubano, Miguel Díaz -Canel, en la sede del Consejo de Estado.

Los reyes de España pasearon por la Habana Vieja

Los Reyes durante un paseo por la «Habana Vieja» en su visita de Estado de tres días a Cuba, la primera de la historia que hace un monarca español, que coincide con el 500 aniversario de la fundación de La Habana. Fuente: EFE / Juan Carlos Hidalgo.

Los reyes de España pasean por la Habana Vieja como turistas

El rey cambió la chaqueta y corbata por una guayabera de color azul. La reina usó un vestido distinto y un calzado más cómodo para andar por las calles adoquinadas.

Los reyes accedieron al interior de la Catedral. También contemplaron desde el centro de la plaza los edificios que la rodean. Entraron en otros como el Palacio del Marqués de Arcos, una construcción de mediados del siglo XVIII que alberga el Liceo Artístico Literario.

También conocieron el Museo de Arte Colonial y, en su recorrido posterior, saludaron a personas que se acercaron hasta ellos. Incluso posaron para algunos selfis de turistas que quisieron inmortalizar el momento.

«¡Vivan los reyes de España!», «¡viva el rey!», «viva la reina», fueron algunas de las voces que se oyeron a su paso, junto a otras de bienvenida lanzadas por vendedores callejeros y comentarios sobre el monarca y la reina como «¡qué alto es Felipe!» o «¡qué linda es Letizia!».

La plazuela de Santo Domingo, la Plaza de Armas y el Palacio de Segundo Cabo fueron otros espacios y edificios que pudieron observar los reyes en su paseo antes de un almuerzo de carácter privado.

El miércoles volverán a algunos de esos lugares para protagonizar diversos actos oficiales. Pero su primera visita fue una escapada justo cuando se cumplen veinte años del recorrido que realizaron el rey Juan Carlos y la reina Sofía con motivo de su presencia en Cuba por la cumbre iberoamericana de 1999.

Veinte años después, su hijo ha pisado por vez primera la Habana Vieja coincidiendo con el 500 aniversario de su fundación. Y lo ha hecho en la primera visita de Estado de un rey de España a la isla.

La reina Letizia exploró La Habana Vieja antes de la llegada del Rey

La reina Letizia exploró las calles del Centro Histórico de La Habana antes de conseguirse con el rey Felipe VI. Los cubanos la saludaron y aplaudieron en algunos momentos del breve recorrido.

Letizia inició la caminata en la Plaza San Francisco de Asís, en el corazón de La Habana Vieja, acompañada por la esposa del presidente cubano, Lis Cuesta, con quien ya coincidió horas antes en el Palacio de la Revolución durante el recibimiento oficial del mandatario Miguel Díaz-Canel al rey.

Cuesta, que trabaja en una agencia estatal de turismo cultural, no recibe el título de primera dama cubana -visto en la isla comunista como un remanente burgués-, no cumple agenda en solitario durante los viajes internacionales de su marido y su papel se limita a acompañar a las esposas de los dignatarios visitantes.

Bajo un protocolo más relajado, ambas cambiaron el atuendo de la ceremonia oficial y optaron, en el caso de Letizia, por un sencillo vestido color marfil, y en el de Cuesta, por un modelo hasta el tobillo con motivos de flores azules y manga larga, combinados en los dos casos con sandalias de esparto de estilo español.

Los reyes de España pasean por la Habana Vieja

Los Reyes durante un paseo por la «Habana Vieja» en su visita de Estado de tres días a Cuba, la primera de la historia que hace un monarca español, que coincide con el 500 aniversario de la fundación de La Habana. Fuente: EFE / Juan Carlos Hidalgo.

La reina Letizia visitó la calle Oficios y la escuela taller «Gaspar Melchor de Jovellanos»

La reina recorrió una pequeña porción de la calle Oficios, entre las más antiguas de la villa, que en unos días cumplirá 500 años, e hizo una pequeña parada en la escuela taller de oficios «Gaspar Melchor de Jovellanos», fundada en 1992 con apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Dentro, la visitante se interesó por las clases impartidas a los estudiantes, que se forman en especialidades que van desde albañilería, carpintería y plomería hasta restauración general, arqueología y forja, habilidades que los califican para trabajar en las continuas obras de recuperación en la ciudad.

La escuela sigue un modelo creado en España en la década de 1980 para recuperar oficios tradicionales y formar especialistas que luego contribuyan a la restauración de las urbes históricas, y desde su apertura hace 27 años han pasado por sus aulas más de 1.700 alumnos.

Desde la institución, Letizia y Cuesta se dirigieron hacia la cercana Plaza Vieja, ejemplo de la labor restauradora impulsada por el historiador de La Habana, Eusebio Leal, y donde conviven en armonía escuelas, florecientes bares y restaurantes privados, varios museos y comercios.

En los grandes portales coloniales, la reina se detuvo por un momento a escuchar las explicaciones de los especialistas de la Oficina del Historiador, momento aprovechado por habaneros y visitantes para tomar imágenes y elogiarla a gritos.

Los transeúntes se sorprendían y hacían comentarios elogiosos

«No me puedo creer que hayamos coincidido con ella aquí. Soy republicano hasta la médula, pero me tengo que llevar esta foto», contó sorprendido a Efe un turista canario, que llegó a la plaza junto a los grupos de viajeros que recorrían La Habana Vieja casi codo a codo con la comitiva oficial.

Para Anamari, una estudiante cubana de preuniversitario, la reina española es «más linda en persona que en la televisión». Tiene tremendo swing (salero)», aseguró antes de tomar una foto con su móvil «para enseñarla en el aula y ser la envidia de todos».

De regreso, entraron a la Basílica de San Francisco de Asís, que funciona hoy como sala de conciertos y fue una de las primeras obras restauradas con la participación de los graduados de la escuela taller «Gaspar Melchor de Jovellanos».

En una de sus fachadas, ambas se hicieron una foto de familia con una representación de los más de 150 estudiantes y profesores de la institución.

Los reyes de España llegaron ayer, lunes, por la tarde al aeropuerto de La Habana, y este martes arrancaron la agenda oficial de la histórica visita con el tradicional tributo al prócer independentista cubano José Martí, antes de las conversaciones oficiales con el presidente Díaz-Canel.

Es la primera visita de carácter bilateral de un rey español a la antigua colonia, si bien Juan Carlos I, con la reina Sofía, estuvo en la isla en noviembre de 1999 para participar en la Cumbre Iberoamericana.

Otras noticias que podrían ser de tu interés:

Si te interesa estar al tanto de los acontecimientos en la Isla, visita nuestra sección de noticias.

Escrito por: Redacción - NFZ, usando información de: EFE.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba