fbpx

La inspiradora historia de Juan Romero, el ciclista que cruzó toda Cuba con una sola pierna

Juan Romero nació con discapacidad, pero nunca se amilanó ante ella. A este cubano, natural de Puerto Padre, cuya pierna izquierda sólo le llegaba a la mitad del tamaño de la derecha, muchos aseguraron que nunca caminaría. Y no sólo caminó, sino que también aprendió a montar en bicicleta.


En el año 1984 decidió emprender una aventura que devino en hazaña: pedalear con su única pierna útil desde el Balcón del Oriente Cubano hasta La Habana. Formaba parte de una caravana que se organizó en Cuba para “protestar contra la carrera armamentista y luchar por la paz mundial”.

Partió el 6 de marzo de 1984 despedido sólo por un grupo de amigos, que dudaban que pudiera realizar tal proeza. El recorrido era muy duro hasta para los ciclistas profesionales porque los tramos eran muy largos y debía pelear no sólo contra su discapacidad sino contra los elementos naturales como el sol agotador y la lluvia.

Aunque nunca pensó en desistir del empeño, hubo momentos en los que las fuerzas le flaquearon, sobre todo en la enorme provincia de Camagüey y en la Loma de la Candela de Güines. Varios de los que lo acompañaban en la travesía desistieron de subir la difícil elevación, pero Juan Romero la venció con una sola pierna.

Vencidas todas las dudas, Juan Romero entró triunfante en la capital ocho días después de su partida, el 14 de marzo, había vencido 696 km en ocho jornadas.

El pueblo de La Habana lo recibió como un héroe en el Parque Central junto a las autoridades del INDER y los representantes de la Asociación cubana de limitados físicos-motores (ACLIFIM).

De regreso a Puerto Padre, donde todavía vive, Juan se graduó como profesor y tuvo cinco hijos. Todo un ejemplo de que para la voluntad no existen barreras.

Escrito por | Redacción - AHP

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba