fbpx

La historia de Damián, el joven cubano que perdió sus brazos al electrocutarse con lineas de alta tensión, pero su esfuerzo lo llevó a las Olimpiadas (+ Fotos)

El día que Damián despertó en el hospital no podía entender lo que le había sucedido. Sólo recordaban haber estado jugando con su papalote y luego un inmenso vacío. Al tratar de rescatar la cometa, enredado en unos cables, una descarga eléctrica casi le quita la vida. No podía creer que el horrible rostro que veía en el espejo fuera el suyo; pero aún peor era saber que había perdido sus brazos. En su inocencia le rogó al médico que se los volviera a coser. Desde entonces ha pasado su vida entre intervenciones y cirugías; pero ha encontrado las fuerzas para seguir adelante.


Cuando salió del hospital y tuvo el espíritu, más que la fuerza física para hacerlo, intentó volverse a subir en su bicicleta. Mucho esfuerzo le costó dominarla, pero gracias a ella volvió a encontrarle sentido a la vida.

Al tratar de rescatar la cometa, enredado en unos cables, una descarga eléctrica casi le quita la vida

La fuerza de sus piernas le llevó a los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y a visitar tres continentes. Hasta el New York Times le dedicó un artículo. El gran problema era el precio de las bicicletas, demasiado alto para poder competir a ese nivel, y que no podía pagar su anciana madre.

Pero a Damián le nació un ángel y una amiga norteamericana comenzó a costearle los ciclos. Gracias a ella, a la que dice debérselo todo, también se operó tres veces en los Estados Unidos y logró mejorar su calidad de vida.

En la calle muchos lo rechazan y evitan mirarlo; pero él prefiere centrarse en los otros: aquellos a los que no les importa su deformidad y le dicen: “toma ron de mi vaso, que no hay lío”.

Con esas cirugías le reconstruyeron parte de la cara

Siempre ha vivido con su madre. Ella ha sido su sostén todo el tiempo; pero la ancianidad la vence y en algún momento Damián se quedará solo.

Cuando ese momento llegué seguirá adelante, como siempre ha hecho, pues ella lo ha preparado para la vida.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba