fbpx

¿Fue realmente en el Palmar de Junco el primer juego oficial de béisbol en Cuba?

Casi todos los historiadores del deporte y las publicaciones especializadas coinciden en señalar al histórico Palmar de Junco de Matanzas como sede del primer juego oficial de béisbol en Cuba. Sin embargo, el asunto parece ser un poco más complicado y algunos no están de acuerdo en tan extendida afirmación.


Lo cierto es que todavía no se sabe con certeza cuándo y en qué lugar se jugó por primera vez a la pelota en Cuba. Existen referencias de que en 1864 los hermanos Ernesto y Nemesio Guilló, dos cubanos que estudiaban en los Estados Unidos, trajeron a la Isla los primeros bates y pelotas para practicar el deporte que hacía furor en el norte.

Simultáneamente su práctica era enseñada a los isleños por los marineros norteamericanos que recalaban en el puerto de Matanzas.

¿Los primeros equipos?… En La Habana

A pesar del furor que despertó en Matanzas entre sus habitantes el exótico juego no fue en la Atenas de Cuba, sino en La Habana donde se organizaron los primeros equipos.

Al menos eso es lo que afirma Raúl Díaz Muro en su obra ¨Historia del basseball profesional en Cuba (1907) ¨, en la que asegura que los primeros dos equipos que se organizaron para enfrentarse periódicamente entre sí surgieron la capital del país en 1868.

Tanto éxito tuvo la práctica del juego entre los naturales de la Isla que el 1ro de octubre de 1868 el Capitán General Francisco Lersundi lo prohibió pues en su opinión se trataba de un juego “antiespañol” y antiespañol “y de tendencias insurreccionales, contrario al idioma, y que propicia el desamor a España…”.

Publicaciones especializadas coinciden en señalar al histórico Palmar de Junco de Matanzas como sede del primer juego oficial de béisbol en Cuba

No le faltaba razón al militar español al parecer, pues al estallar la Guerra del 68, numerosos “peloteros” fueron a parar con sus huesos a las prisiones de África por conspirar contra la metrópoli y otros se incorporaron al Ejército Libertador.

Aunque la afirmación de Díaz Muro es difícil de rebatir existen evidencias muy tempranas de la práctica del béisbol en Matanzas. En el periódico “La Aurora del Yumurí” se habla de un juego de pelota en el Palmar de Junco el 2 de septiembre de 1867 entre un equipo de comerciantes de La Habana y uno matancero, compuesto en su mayoría por estadounidenses radicados en la ciudad.

El primer partido de carácter oficial que se jugó en Cuba, aseguran casi todos lo historiadores y especialistas tuvo lugar en el Palmar de Junco el 27 de diciembre de 1874 entre los equipos de La Habana y Matanzas… Pero algunos no están de acuerdo.

Una verdad establecida… pero difícil de demostrar

Los que ponen en duda el trascendental hecho parten de una base muy sólida: Si está demostrado que desde mucho antes se jugaba pelota en Cuba, ¿por qué se toma el 27 de diciembre de 1874 como fecha histórica del primer “juego oficial” en Cuba?

Un cuestionamiento que en los últimos años ha ganado espacios en las publicaciones especializadas que prefieren señalar al 29 de diciembre de 1878 como la fecha en que ocurrió el primer juego oficial de pelota en Cuba. Ese día se enfrentaron en la capital los equipos Habana y Almendares. Con ese juego quedó inaugurada la Liga Profesional Cubana, por lo que “oficialmente” tendría más sentido que el juego celebrado cuatro años antes en el Palmar de Junco.

“No es lo mismo un juego entre amigos que uno dentro de un campeonato oficial. Hay que establecer la verdad”, expresa el profesor Ismael Sené, quien es uno de los defensores de que se cambie la fecha del primer juego oficial de béisbol en Cuba.

Los matanceros, sin embargo, se niegan a que se les arrebate la primicia de tan importante acontecimiento y exponen también sus argumentos:

“Aquí en Matanzas los historiadores trabajamos en equipo y tenemos una apreciación con respecto a este tema tan polémico. El problema de la oficialidad del primer partido de beisbol es una cosa de generaciones, y no se limita solo a historiadores matanceros. Ese 27 de diciembre de 1874, más que la oficialidad como tal, resalta por su organización. Los matanceros hemos llegado a un consenso de que este, lo consideramos como el primer juego organizado porque es cuando se unen por primera vez las dos provincias iniciadoras del beisbol, y por primera vez tienen un enfrentamiento de tipo oficial, con previa publicidad en la prensa de la época y del cual se conserva un box score”, dice el historiado matancero Alfredo Santana.

La polémica mientras sigue en el aire… aunque será muy difícil que el INDER que rige el deporte en Cuba, cambie la fecha oficial establecida (que fue un juego amateur) por el enfrentamiento entre Habana y Almendares que dio comienzo a los campeonatos profesionales en la Isla.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba