fbpx
El Veraz

El primer y único cubano campeón mundial de billar

El billar en Cuba no es reconocido como una disciplina deportiva, solo se juega como un modo de diversión, por eso no es de extrañar la nula presencia de los nacidos en la isla en Campeonatos Mundiales de esta disciplina.

Sin embargo, existió un cubano que desarrolló un gusto particular por este singular deporte de precisión, Alfredo de Oro, el primer y único cubano campeón mundial de billar.


Billar. FUENTE: fondos.com

Considerado una gloria del billar cubano y del planeta.

Nació en Manzanillo, y jugó billar por primera vez a los 15 años cuando su hermano lo llevó por primera vez a un salón.

Donde aprendió a jugar y quedó prendado de las bolas y los tacos.

Desde ese momento decidió no separarse jamás de las mesas de billar y aprendió las más difíciles carambolas.

El progreso se dio lentamente y de forma asombrosa.

Y ya a la edad de 18 años derrotaba a los jugadores de Cuba experimentados.

En el año 1887 participó en un torneo por el campeonato de Estados Unidos y empató en el primer lugar, aunque tres años después se adueñó del título.

El cubano Alfredo de Oro está considerado uno de los mejores billaristas de todos los tiempos. FUENTE: elveraz.com / almejeiraz.wordpress

En el año de 1893 integraba el Gran Campeonato del Mundo.

En este campeonato obtuvo la corona al momento de ganar contra el campeón inglés.

También lo hizo en el año 1904.

Alfredo de Oro le hizo honor a su apellido y se proclamó campeonato mundial de billar 31 veces en varias modalidades, de ellas 18 fueron de forma consecutiva, marca a la que ningún otro billarista ha logrado acercarse.

En 23 años de carrera deportiva acumuló un palmarés impresionante, en los que solo perdió cuatro matchs individuales y, además, ostenta el récord de haber hecho 93 bolas en un tiro.

La revista norteamericana Billiards Digest lo reconoció en 1999 como el cuarto mejor jugador del mundo en todos los tiempos en un grupo de 50 jugadores. De Oro se retiró del mundo competitivo en 1934, en Estados Unidos, donde murió en 1948, a los 85 años.

Por sus resultados, fue exaltado póstumamente en 1967 al Salón de la Fama de Billaristas de América, honor que muy pocos jugadores han podido ostentar.

Alfredo de Oro. FUENTE: La pluma del Tocororo – WordPress.com

Escrito por | Redacción

Fuente: Jan Alejandro Pedroso

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba