Cuba retira a sus médicos de Bolivia tras detención de cuatro de ellos

Cuba retira a sus médicos de Bolivia tras detención de cuatro de ellos
© EFE / Ernesto Mastrascusa

La Habana, 15 nov. 2019.- Cuba retira a sus médicos de Bolivia. Así lo anunciaron las autoridades de La Habana este viernes. La salida será inmediata por razones de seguridad. Exigieron la liberación de cuatro de ellos detenidos hace dos días acusados de estar financiando las protestas en el país andino.

«El Ministerio de Relaciones Exteriores rechaza las falsas acusaciones de que estos compañeros alientan o financian protestas, que se basan en mentiras deliberadas sin fundamento alguno». Así lo señaló un comunicado difundido por la cancillería de la isla en el que se pide garantizar la integridad física de los profesionales cubanos.

En Bolivia estaban destinados algo más de 700 cubanos. En su mayoría prestando servicios médicos pero también en otros sectores.

Los cuatro detenidos son miembros de la Brigada Médica destinada en El Alto, una ciudad vecina a La Paz. Según La Habana fueron detenidos por la policía cuando regresaban a su residencia tras extraer del banco el dinero «para pagar servicios básicos y alquileres de los 107 miembros de la Brigada Médica en esa región».

Autoridades de la Paz corroboran la versión de la brigada médica en El Alto pero Cuba retira a sus médicos de Bolivia de todas formas

«La detención se produjo bajo la calumniosa presunción de que el dinero se dedicaba a financiar protestas. Los representantes de la policía y del Ministerio Público visitaron las sedes de la Brigada Médica en El Alto y La Paz y corroboraron, a partir de documentos, nóminas y datos bancarios, que la cifra de dinero coincidía con la cantidad extraída regularmente todos los meses», refiere la nota.

La Embajada cubana en La Paz está en «contacto permanente» con el grupo, tres hombres y una mujer, todos médicos menos uno que es economista.

La Cancillería defendió la «reconocida trayectoria acorde con su perfil ocupacional» de los cuatro profesionales. Subrayaron que «se han atenido estricta y rigurosamente a la labor humanitaria y de cooperación».

Además de pedir la inmediata liberación, Cuba demandó que las autoridades bolivianas «garanticen la integridad física de cada uno de los colaboradores cubanos de acuerdo con las responsabilidades adquiridas por el Estado boliviano con la seguridad y protección de los colaboradores».

Llamó asimismo a «detener la exacerbación de irresponsables expresiones anticubanas y de odio, difamaciones e instigaciones a la violencia contra los cooperantes cubanos, quienes han brindado su aporte solidario a la salud de ese hermano pueblo boliviano».

Canciller cubano solicita la inmediata liberación de los médicos detenidos

También el canciller cubano, Bruno Rodríguez, se sumó en Twitter a estas peticiones. Desde la plataforma pidió «la inmediata liberación» de los cuatro cubanos detenidos. Solicitó también «el cese de la campaña política de instigación a la violencia y el odio contra el personal cubano y garantías para su retorno seguro» a la isla.

La salida de los médicos cubanos de Bolivia se suma a la de los que estaban destinados en Ecuador. Allí el Gobierno de Lenín Moreno anunció esta semana el fin del convenio bilateral por el que prestaban servicios allí alrededor de 400 galenos de la isla.

Hace ahora un año también fue cancelado por diferencias políticas el programa «Más Médicos» entre Cuba y Brasil. Esto se tradujo en la salida, de ese país suramericano, de más de ocho mil profesionales cubanos de la salud.

La exportación de servicios profesionales -fundamentalmente médicos y maestros- es la principal fuente de ingresos de Cuba. El año pasado se desplegaron más de 50.000 médicos en 67 países.

La cooperación médica internacional es uno de los pilares de la política exterior de Cuba, que desde 1963 -con la primera misión enviada a Argelia- ha involucrado a unos 407.000 profesionales, técnicos y personal sanitario en 164 naciones, según datos oficiales.

Cuba retira a sus médicos de Bolivia y pide pruebas de vínculos de médicos con protestas

La Paz, 15 nov. 2019.- La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, confirmó este viernes que tuvo una conversación con su homólogo de Cuba, Bruno Rodríguez. Confirmó que le anunció el retiro del país de 725 cubanos, ante las acusaciones de que sus ciudadanos estarían vinculados con las protestas y le pidió pruebas.

En un encuentro del gabinete interino con la prensa nacional, Longaric explicó que previamente ella «presentó una queja verbal ante la embajada de Cuba».

«En respuesta a ese reclamo recibí una llamada del canciller cubano, en la que me dijo que para no exasperar más la situación y no dañar la relación» habían decidido «retirar del país a 725 cubanos que trabajan en diferentes áreas de la cooperación».

La canciller interina indicó que está previsto que este mismo viernes «lleguen en la tarde aviones de Cubana de Aviación y de otras aerolíneas alquiladas para retirar a sus ciudadanos desde la ciudad de Santa Cruz (este)».

Longaric señaló que el canciller cubano «negó categóricamente» que sus ciudadanos hayan participado en las movilizaciones y le pidió al Gobierno interino «pruebas» sobre esos señalamientos.

Cuba, gran aliado de Evo Morales, también pidió que se «garantice la seguridad de sus ciudadanos», dijo Longaric.

Los cuatro detenidos son miembros de la Brigada Médica destinada en El Alto, una ciudad vecina a La Paz. Según Cuba fueron detenidos por la policía cuando regresaban a su residencia tras extraer del banco el dinero «para pagar servicios básicos y alquileres de los 107 miembros de la Brigada Médica en esa región».

Longaric solicitó a México que haga respetar las normas de los asilos

Posteriormente, en la sede de la Cancillería, Longaric en reunión con el cuerpo diplomático acreditado en el país, pidió que se respeten las normas internacionales a la condición de asilo, en referencia a las declaraciones de Evo Morales desde México contra el Gobierno de transición.

A solicitud de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, Morales renunció a la Presidencia el pasado domingo. Al día siguiente recibió asilo en Mexico. Desde entonces se han agudizando las protestas que iniciaron el día después de las elecciones del 20 de octubre, entre denuncias de fraude.

Ante los diplomáticos, Longaric insistió en que «Bolivia no vivió un golpe de Estado y reiteró que la presidenta interina (Jeanine Áñez) asumió conforme a la Constitución». Agregó que los propósitos del Gobierno de transición es la convocatoria a elecciones transparentes y la reconciliación nacional.

«Sé que la comunidad internacional no abandonará a Bolivia en estas horas críticas de lucha y transición democrática», afirmó.

En la la reunión se encontraba el nuncio apostólico, monseñor Angelo Accattino. Como líder del cuerpo diplomático, hizo «votos para que esta etapa lleve» a preparar «con serenidad y objetividad las condiciones para que las próximas elecciones nacionales puedan realizarse en el marco de una democracia participativa».

Según datos oficiales, las protestas han causado ya 13 muertos, 508 heridos y 460 detenidos en distintos incidentes en 25 días de manifestaciones.

Otras noticias recientes:

Si te interesa mantenerte informado sobre el acontecer diario en la mayor de las Antillas, visita nuestra sección de noticias.

Escrito por: Redacción - NFZ, usando información de: EFE.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba