fbpx
Cuba defiende urgencia de un orden internacional justo
EFE / Luong Thai Linh

Cuba defiende urgencia de un orden internacional «justo»

Naciones Unidas, 4 de diciembre de 2020.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó este jueves ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que urge el establecimiento de un orden internacional «justo, democrático y equitativo» frente a las actuales condiciones impuestas por la pandemia de la COVID-19.


«Es una condición para la supervivencia de la especie en un mundo cada vez más interconectado y paradójicamente desigual», subrayó el gobernante cubano durante su comparecencia en la sesión extraordinaria de la Asamblea General de la ONU para abordar la respuesta a la pandemia del coronavirus.

Díaz-Canel consideró «un hecho triste pero incontestable» que la pandemia haya «exacerbado los graves problemas y colosales desafíos que ya enfrentaba la humanidad antes de su aparición».

La COVID-19 revela la necesidad de un orden internacional más justo

«La COVID-19 ha puesto al desnudo el costo humano de esa desigualdad y revelado la urgente necesidad de fortalecer los sistemas nacionales de salud, propiciar el acceso universal y gratuito a los servicios básicos de salud y garantizar la distribución equitativa de recursos vitales«, subrayó.

El mandatario cubano consideró que la deuda externa de los países en desarrollo es «impagable y debe ser condonada».  Ya ha sido «pagada varias veces y acrecentada por la pandemia, cortando de tajo las aspiraciones de bienestar económico y social», agregó.

También cuestionó «¿por qué el enorme presupuesto que hoy se dilapida en la carrera armamentista no se emplea para enfrentar esta y otras pandemias más antiguas como el hambre y la pobreza?».

A su juicio, sólo la Organización Mundial de la Salud (OMS)tiene capacidad para promover una respuesta coordinada a la COVID-19 y sus consecuencias. Esto está en consonancia con sus protocolos y buenas prácticas. La OMS es un organismo de la ONU especializado en gestionar políticas de prevención, promoción e intervención a nivel mundial.

Dìaz-Canel aseguró que el compromiso de Cuba con los propósitos y principios que generaron la ONU permanecen «inalterables». También está la «firme y resuelta» voluntad de continuar trabajando a favor del «multilateralismo, la solidaridad, la dignidad humana y la justicia social».

Expuso también las directrices del plan de prevención y control perfilado por su Gobierno para el enfrentamiento al coronavirus SARS-CoV-2 ante la amenaza de que se convirtiera en pandemia. Explicó que su implementación se apoya en «la fortaleza» del sistema nacional de salud y en el desarrollo científico de la isla.

Gestión gubernamental de la ciencia y la COVID-19

Afirmó que el papel de la ciencia y su articulación con la gestión gubernamental han sido fundamentales en la batalla contra la COVID-19. Resaltó los relevantes logros alcanzados en la industria farmacéutica y la biotecnología. Ellos han permitido enfrentar la enfermedad en mejores condiciones.

En ese sentido, recordó que su país cuenta ya con dos candidatos vacunales cubanos. Ambos están en fase de ensayos clínicos, incluidos entre los 47 registrados por la OMS.

Además, destacó el apoyo de 53 brigadas médicas cubanas al combate contra la pandemia en 39 países que se sumaron a las que han prestado servicios en 59 naciones.

Díaz-Canel denunció la conducta «agresiva» del gobierno de Estados Unidos hacia Cuba y otras naciones. Ha habido un recrudecimiento «sin precedentes» del embargo económico que aplica a la isla. Además, lleva a cabo una campaña de descrédito contra su cooperación médica internacional.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba