fbpx

Conoce a los únicos dos cubanos que han jugado en la NBA

Cubanos NBA
WallpaperFlare

Cuando se habla de deportes en Cuba, enseguida podemos pensar en béisbol, boxeo, atletismo o voleibol. Todo esto, claro está, avalado por los resultados internacionales que han tenido estos deportes. Sin embargo, existen dos figuras que, aunque pertenecen a un deporte menos popular en la isla, como lo es el baloncesto, pudieron también demostrar sus habilidades en el ámbito del profesionalismo: Andrés Guibert y Lázaro Borrell. Se trata de los únicos dos cubanos que han jugado en la NBA.

El primero de los cubanos en la NBA: Andrés Guibert


Guibert fue uno de los mejores jugadores de su generación (inicios de los 90’s) y se desempeñaba como pívot del equipo nacional cubano, cuando decidió establecerse en los Estados Unidos y probarse al más alto nivel del baloncesto mundial. Su debut ocurrió con los Minnesota Timberwolves en el año 1994, con quienes jugó dos temporadas. Así, pasó a convertirse en el primer cubano en participar en el campeonato de la Asociación Nacional de Baloncesto estadounidense (NBA).

En esas dos temporadas con los Wolves, Guibert pudo jugar solo cinco partidos en su primer año, pues la firma del jugador ocurrió en el mes de abril; es decir, cuando ya se encontraba el campeonato en su fase final.

No obstante, su desempeño fue tan bueno que la franquicia renovó su contrato y, en la temporada de 1995, pudo ver acción en 17 partidos, en los que dejó números algo discretos y al final de ese año fue dejado en libertad. Por tal motivo fue llamado a las filas de los recién estrenados Toronto Raptors pero, justo antes del inicio de la contienda de 1996, el equipo canadiense prescindió de su contrato.

Un segundo cubano pisa la NBA: Lázaro Borrell

Pasarían unos años para ver al segundo cubano en pisar un tabloncillo de NBA. No fue hasta 1999 que, el ala-pívot villaclareño, Lázaro Borrell, pudo rubricar un contrato con el ya desaparecido equipo Seattle Supersonics.

Borrell también descolló por su juego en la selección cubana y acaparó muchas miradas con su táctica agresiva bajo las tablas. Con el equipo caribeño pudo jugar varios torneos internacionales, hasta que en 1993 decide probarse en la mejor liga del mundo.

Con los Sonics disputó 17 juegos en la temporada de 1999, con poco menos de 10 minutos por partido en los cuales promedió 3.6 puntos y 2.4 rebotes por desafío. La franquicia de Seattle no renovó su contrato, por lo que en el verano siguiente formó parte del plantel de pretemporada de los New York Knicks, aunque finalmente no logró incluirse en el roster final del equipo.

Por el momento estos dos baloncestistas han sido los únicos cubanos capaces de encestar balones en la mejor liga del mundo. Sea como sea, seguimos esperando los próximos. 

Aprovechamos la oportunidad para invitarte a visitar nuestra sección de deportes en Cuba. Allí encontrarás muchos otros artículos que podrían ser de tu interés.

Escrito por: Redacción - NGM , usando información de: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba

Spinner de carga