Caravana en Miami por suspensión de vuelos a Cuba

Caravana en Miami por suspensión de vuelos a Cuba
© EFE / Ernesto Mastrascusa

Miami, 7 de febrero de 2020.- En demanda al gobierno de Donald Trump para que restablezca los viajes de vuelos chárter a Cuba, el grupo Alianza Martiana ha organizado una caravana en Miami para este sábado.

Alianza Martiana es una organización con sede en Miami que favorece la «normalización» de las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos.

Caravana por la calle 8 de Miami pide vuelos a Cuba

La caravana automovilística tomará la Calle Ocho de la ciudad del sur de la Florida (EE.UU.), como protesta por la suspensión de los viajes de vuelos públicos a la mayor de las Antillas.

«Lo importante es la voluntad de defender los derechos de viajar a Cuba y visitar a la familia. Esos también son derechos humanos», dijo a Efe este viernes Max Lesnik, presidente de Alianza Martiana, cuya sede se encuentra en esta ciudad floridana.

El objetivo de la caravana, que bajo el lema «Nada ni nadie contra la familia cubana» pasará por la famosa Calle Ocho, punto de reunión del exilio cubano anticastrista, es «hacer el recorrido de los carros con carteles por la reunión familiar».

También «contra las medidas que afectan a las familias cubanas dictadas por Trump», expuso Lesnik.

«En sana paz y sin buscar conflicto con nadie, ni siquiera con aquellos que defienden a Trump», matizó.

En enero pasado, Estados Unidos anunció la suspensión de todos vuelos chárter públicos a Cuba, excepto a La Habana, lo que afectará a nueve aeropuertos de la isla, menos al José Martí de la capital cubana, que aún así verá limitado este tipo de vuelos.

Pero antes, a finales de octubre de 2019, Washington anunció la prohibición de los vuelos comerciales desde su territorio a todas las ciudades de Cuba con la excepción de La Habana.

«La acción de hoy restringe más la capacidad del régimen cubano de obtener ingresos, que usa para financiar la represión contra el pueblo cubano y su apoyo inadmisible al dictador Nicolás Maduro en Venezuela», dijo en enero el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Pompeo destacó que el paso supone un nuevo obstáculo para que el Gobierno cubano tenga acceso a monedas fuertes a través de viajeros estadounidenses.

 Max Lesnik, presidente de Alianza Martiana

Max Lesnik, presidente de Alianza Martiana. Fuente: EFE / Enrique de la Osa.

Derecho a visitar a la familia

Lesnik, que ha sido criticado por parte del exilio cubano por su política de acercamiento a la isla, y en cuya oficina en Miami se pueden ver fotografías de Fidel Castro, Ernesto Che Guevara y de los cinco espías cubanos procesados y encarcelados en Estados Unidos, a los que el Gobierno de la isla denomina «héroes», dijo no estar «al tanto» de cuántas personas puedan asistir a la caravana.

«Hemos citado a las organizaciones comprometidas en la causa de defender los derechos de visitar a los familiares en Cuba. Gente que viaja a Cuba constantemente y están siendo afectado por esta medida», expuso.

Preguntado por si esperaba algún tipo de agresión de compatriotas exiliados en las calles de Miami (la caravana culminará en el Downtown de la ciudad), Lesnik respondió que «no creo que sean tan estúpidos de agredir a lo que representa la confraternidad de los cubanos».

Los viajes aportan divisas al gobierno cubano

También en enero último, el presentador de televisión Alex Otaola, un cubano que conduce un programa en internet seguido por miles de compatriotas, llamó a sus seguidores a no viajar a Cuba, algo que causó controversia entre exiliados.

«Los viajes y las remesas están aportando divisas a las arcas de la dictadura. Dinero que se utiliza para reprimir al pueblo», dijo Otaola.

Según el presidente de Alianza Martiana, que afirma haber realizado el año pasado «demostraciones parecidas» a la de la caravana de este sábado, el asunto de los vuelos suspendidos entra en un «juego electoral».

«Se han arreciado las medidas contra Cuba. Creen que agrediendo a la familia cubana van a obtener más votos. Esto es ilógico y absurdo», zanjó.

Fruto del deshielo iniciado en 2014, los Gobiernos del entonces presidente estadounidense, Barack Obama y de su homólogo cubano Raúl Castro, anunciaron en diciembre de 2015 un acuerdo para restablecer los vuelos regulares directos, lo que sirvió para fomentar los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla.

Sin embargo, desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, el presidente Donald Trump ha endurecido la política hacia la isla con reducciones del personal diplomático, el aumento del embargo comercial, restricciones a los cruceros y limites a los viajes de estadounidenses a la isla.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de noticias.

Escrito por: Redacción - AHP, usando información de: EFE.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba