fbpx
Bárbara Lagoa
Collage TodoCuba

Bárbara Lagoa ¿Una cubana en la Corte Suprema de EE.UU?

Miami, 21 de septiembre de 2020.-El nombre de Bárbara Lagoa, hija de exiliados cubanos de Miami, suena en los medios de Estados Unidos como posible candidata para reemplazar a la magistrada Ruth Bader Ginsburg, recién fallecida, en la Corte Suprema de ese país.


El sur de Florida y en particular el barrio cubano de Hialeah, en el condado Miami-Dade, siguen con atención las noticias sobre la lista de candidatas que el presidente Donald Trump anunciará pronto. Lagoa, abogada de 52 años, nació en Miami y creció en Hialeah.

Se considera que la nominación de esta jueza conservadora sería muy importante para alentar al electorado hispano de Florida, estado clave para la reelección de Trump frente al demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

Bárbara Lagoa, primera jueza hispana en la Corte Suprema de Florida

Lagoa fue nominada en enero de 2019 a la Corte Suprema de Florida por el gobernador Ron DeSantis y pocos meses después por Trump para la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito, en Atlanta, cargo que ocupa tras una votación bipartidista y sin obstáculos en el Senado.

DeSantis, aliado político de Trump, la nominó el 9 de enero de 2019 durante un discurso en el que recordó a los jueces que deben tener un trabajo «limitado» sin cambiar la ley ni la Constitución.

La cubana asumió ese mismo día como la primera jueza hispana de la Corte Suprema de Florida en compañía de sus padres, su esposo y sus tres hijas, en la Torre de la Libertad de Miami. En ese lugar fueron recibidas las primeras oleadas de exiliados de Cuba.

Durante sus palabras en el evento, la cubanoamericana dijo que décadas atrás, cuando sus padres llegaron de Cuba solo con una muda de ropa y su educación, nunca imaginaron que su única hija estaría en un evento tan importante como ese.

De llegar a la Corte Suprema de Justicia, sería la segunda persona hispana en ocupar este cargo vitalicio. Sonia Sotomayor, de origen puertorriqueño, fue nominada en 2009 por el entonces presidente Barack Obama.

De ser seleccionada, Lagoa, de 52 años, sería además la jueza con menor edad en la Corte Suprema.

Trump dijo este sábado que tenía la intención de nominar a una mujer para suceder a Ginsburg. La jueza murió el viernes a los 87 años, tras una batalla contra el cáncer de páncreas.

Una persona extraordinaria y muy respetada

Los periodistas le preguntaron a Trump sobre Bárbara Lagoa y también sobre otra posible candidata, Amy Coney Barrett. Estas dos magistradas son apreciadas por el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell. El presidente respondió que «ambas son muy respetadas».

“Ella es una persona extraordinaria. He escuchado cosas increíbles sobre ella. No la conozco personalmente. Es hispana y muy respetada en Miami, muy respetada”, dijo el presidente sobre Lagoa, cuando un grupo de periodistas mencionó el nombre de la jueza cubanoamericana como posible sustituta de la magistrada Ginsburg.

Lagoa asumió en Florida para acabar con el activismo judicial, a pedido del gobernador DeSantis. Llegó a la Corte Suprema de Florida tras doce años como jueza del Tercer Distrito de Apelaciones.

En su discurso de asunción en Miami, en el que también habló en español, se refirió a su orígenes humildes. Allí agradeció casi entre lágrimas a sus padres y aseguró que se había ganado «el respeto de la comunidad legal de Florida».

Lagoa es licenciada por la Universidad Internacional de Florida (FIU). También se formó en la Columbia University School of Law, en Nueva York, donde estudió la fallecida jueza Ginsburg.

DeSantis le encargó en su momento a la cubano-estadounidense la tarea de «aplicar la ley y la Constitución como están escritas». Los jueces «no pueden legislar desde el banquillo» reiteró entonces el gobernador de Florida.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Telemundo

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba