fbpx

Alfonso Urquiola, uno de los mejores segunda base de Cuba

Alfonso Urquiola
Guillaume Baviere/Flickr

Alfonso Urquiola nació el 31 de octubre de 1952 en Bahía Honda, Pinar del Río. Urquiola es conocido dentro del mundo beisbolistico como uno de los mejores segunda base de la historia de la pelota cubana. El pinareño se distinguió por sus manos seguras, buen tacto, y gran inteligencia en el terreno. ¡Sigue leyendo para enterarte de más sobre él!


Su infancia tuvo momentos tristes, provenía de una familia muy humilde y tuvo bajo su cuidado a siete hermanos. En aquel entonces, la pelota era solo su vía de escape, jamás soñó con dedicar su vida a ella.

Los primeros años de Alfonso Urquiola en el béisbol

Comenzó a jugar de forma regular y, aunque al principio le gustaba ser short, lo obligaron a jugar segunda por la potencia que tenía en las muñecas. De esta manera, se convirtió en la segunda base del equipo categoría 15-16 de Pinar del Río. En apenas tres meses tuvo que estudiar la técnica del béisbol, pero su trabajo y dedicación dieron frutos. Por vez primera la provincia cogía medalla de oro en los Juegos Escolares, por allá alrededor del año 70.

Los conocedores del béisbol aún recuerdan su perfección en el tiro sin apenas mirar a primera base. A tal afirmación, Urquiola ha repetido en varias ocasiones que para él lo fundamental era ser el mejor en el terreno, su filosofía dice que el entrenamiento no se acaba después de que sales del terreno, después se debía seguir. Por tal razón, todos los días seguía más horas, así pudo perfeccionar su tiro a primera sin ni siquiera mirar para el lugar.

En 1975, llegó el primer gran evento en la vida del jugador, los Juegos Panamericanos de México donde el equipo se hizo con la presea dorada. Ya en ese certamen fue el mejor segunda base y decidió el juego contra Estados Unidos con un triplete.

Luego, en 1984, en el Campeonato Mundial en La Habana, el latino era un hervidero. Ese certamen era uno de los últimos en los que iba a participar el jugador y por un error de Urquiola, el equipo contrario, Japón, anotó la primera carrera, entonces el estadio entero lo empezó a abuchear y ante la impotencia el pinareño empezó a llorar.

Con respecto a la historia, Urquiola ha contado que en ese momento sus compañeros de equipo le dieron ánimo y le pidieron no llorar más, pues él era el mejor segunda base de toda Cuba.

¿Y después de su retiro?

Después de su retiro ha sido entrenador de béisbol. Fue campeón con Pinar del Río en la década de 1990. Durante los Juegos Panamericanos de 1999, fue el manager de Cuba en el primer evento en el que se enfrentaron cubanos a los jugadores profesionales.

En el 2013 se le designó como mentor del equipo Pinar del Río en la 53 serie Nacional de Béisbol, conduciendo a la provincia al triunfo bajo su certera guía. Esta fue la tercera vez que alcanzó el cetro como director, mientras como atleta lo obtuvo en 6 ocasiones.

Pero todo no ha sido color de rosas. Después de incompatibilidades con la Dirección Nacional de Béisbol, Alfonso Urquiola se retiró por completo de la pelota cubana.

¿Eres fanático del béisbol? Si la respuesta es sí, no puedes dejar de visitar nuestra sección de deportes en Cuba. Allí encontrarás muchos artículos relacionados a este temático y otros deportes que también podrían interesarte.

Escrito por: Redacción - NGM , usando información de: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba

Spinner de carga