15 glorias del béisbol cubano que han triunfado en las grandes ligas

15 glorias del béisbol cubano que han triunfado en las grandes ligas

El béisbol en Cuba fue introducido hacia 1860 por cubanos que estudiaban en los Estados Unidos, así como marineros americanos que hacían escala en los puertos de Cuba. Desde entonces el béisbol se extendió rápidamente por toda la isla. Se dice que el primer cubano que trajo un bate a su patria fue Nemisio Guillo en el año 1864. Guillo aprendió a jugar en Mobile, Alabama, y después de él dos cubanos más fueron enviados a Mobile, incluido su hermano, Ernesto Guillo.

Muchos han sido los cubanos que por una causa u otra han decidido jugar fuera de la Isla. Hoy TodoCuba te trae esta lista de glorias cubanas del béisbol que triunfaron en las grandes ligas

Armando Marsans y Rafael Almeida

Armando Marsans, un jardinero nacido en Matanzas, el 3 de octubre de 1887, quien fue colocado por el mánager Clark Griffith en el lineup del primer juego de los Rojos de Cincinnati de la temporada de 1911 (abril 12), ante los Piratas de Pittsburgh.

Glorias del béisbol - Armando marsans

Marsans y el también cubano Rafael Almeida, fueron los dos primeros jugadores latinos contratados por un equipo de Grandes Ligas, por las credenciales que ambos tenían de la pelota antillana. Es importante resaltar que Almeida no pudo participar en el encuentro inaugural de los Rojos en ese año de 1911, por tener una rodilla lesionada.

Aldolfo Luque (Pitcher derecho)

El orgullo de La Habana, la primera gran estrella del béisbol cubano en las mayores. Debutó con los Bravos de Boston de la Liga Nacional. Alcanzó notoriedad con los Rojos de Cincinnati, equipo para el cual jugó entre 1918 y 1929. Su gran temporada fue la de 1923, cuando logró registro de 27-8, con 1.93 de efectividad. Lideró en esa ocasión el departamento de juegos ganados y obtuvo el primero de sus dos títulos por carreras limpias permitidas (el segundo fue en 1925 con 2.63), además de encabezar tres veces la Nacional en blanqueos

Dagoberto Campaneris (Campocorto)

Hizo de la velocidad su sello de marca. Líder en bases robadas en seis temporadas, con los Atléticos de Kansas City y Oakland, en la Liga Americana. En total sumó 649 almohadillas estafadas, décimo cuarto en la lista de todos los tiempos. En su esplendorosa carrera de 19 años en Grandes Ligas, bateó 2.249 hits, la cuarta mayor cantidad entre los peloteros de origen cubano, incluyendo los que nacieron en Estados Unidos. ‘Campy’ fue seleccionado para seis Juegos de Estrellas.

José Canseco (Outfielder/Designado)

Un bateador de mucho poder, quien en 2005 admitió haber usado esteroides anabólicos para incrementar su rendimiento físico, además de haber escrito un libro llamado Juiced: Wild Times, Rampant ‘Roids, Smash Hits & How Baseball Got Big, en el cual señaló a varios de sus ex compañeros como consumidores de este tipo de sustancias prohibidas. Dos veces líder jonronero y en una oportunidad en carreras empujadas, en la Liga Americana. Bateó 462 jonrones y ganó los premios Novato del Año (1986) y Jugador Más Valioso (1988)

 Tony Oliva (Outfielder)

No cabe la menor duda de que fue uno de los bateadores más consistentes entre 1964 y 1971. En ese período, siempre con los Mellizos de Minnesota, fue campeón de bateo en tres ocasiones, cinco veces por hits conectados, en cuatro por dobles y en una oportunidad en el renglón de porcentaje de slugging. Obtuvo el título de Novato del Año en la campaña de 1964. Finalizó su carrera de 15 años con promedio de por vida de .304, con 1.917 imparables, 220 cuadrangulares y 947 empujadas. Ganó un Guante de Oro y fue escogido para seis Juegos de Estrellas.

Luis González (Outfielder)

Este jugador cubanoamericano permaneció 19 años en Grandes Ligas, bateó 2.541 hits, entre ellos 354 jonrones (despachó 57 en la temporada 2001) y 596 dobletes, décimo quinto en la lista de todos los tiempos en este departamento, además de recibir 1.155 boletos. ‘Gonzo’, como también se le conoce, fue seleccionado para cinco Juegos de Estrellas. Formó parte del equipo de los Diamondbacks de Arizona que ganó la Serie Mundial de 2001.

Camilo Pascual (Pitcher derecho)

Dueño de uno de los más temibles pitcheos en curva del béisbol, Camilo ponchó a 200 o más hombres en cuatro temporadas consecutivas y fue líder por ponches propinados en tres campañas corridas (desde 1961 a 1963) con los Mellizos de la Americana. De igual forma, encabezó tres veces ese circuito en juegos completos y blanqueos. En su trayectoria de 18 años en Grandes Ligas, tuvo marca de 174-170, efectividad global de 3.63 y 2.167 abanicados. También fue un impecable fildeador desde el montículo y en seis ocasiones All Star en su liga.

 

 

Miguel Cuéllar (Pitcher zurdo)

A principios de la década de los años setenta del siglo XX, conformó con Jim Palmer y Dave McNally un notable trío de lanzadores abridores de los Orioles de Baltimore. Ganó el Cy Young de 1969, aunque su mejor año fue el de 1970, cuando tuvo marca de 24-8 y lideró la Liga Americanaen juegos iniciados (40) y completos (21). Lanzó en tres Series Mundiales consecutivas, fue seleccionado para cuatro Juegos de Estrellas y concluyó su carrera de 15 años con marca de 185-130 y efectividad de 3.14.

Rafael Palmeiro (Primera base/Outfielder/Designado)

De no haber estado envuelto en la llamada ‘era de los esteroides’, Cuba contaría hoy con otro jugador en el Salón de la Fama. En sus dos primeros años (2011 y 2012) como elegible para ser exaltado al templo de Cooperstown, ha obtenido 11% y 12,6% de la votación, colocándose cerca de ser excluido de la votación. Disparó 3.020 hits, 569 jonrones, remolcó 1.835 carreras y su promedio de por vida quedó en .288. En forma curiosa, le concedieron el Guante de Oro en 1999, a pesar de haber jugado 28 partidos en primera base y 135 como bateador designado con los Rangers de Texas.

 

Luis Tiant (Pitcher derecho)

Con sus atinados envíos e incomparable windup, en cuyo movimiento miraba el cielo, giraba casi todo su cuerpo hacia el jardín central, antes de voltearse y lanzar la pelota, Tiant logró registro de 229-172, efectividad de 3.30 y 2.416 ponches a lo largo de 19 años en las mayores.

 

Tony Pérez (Primera base/Tercera base)

Conocido también como ‘Tany’ (su nombre verdadero es Atanasio), es otro distinguido miembro de la ‘Maquinaria’ de los Rojos de Cincinnati, de los años setenta del siglo XX, en ser exaltado al Salón de la Fama, cuando en la elección de 2000 quedó instalado en el recinto de los inmortales  junto con el cátcher Carlton Fisk (Medias Rojas de Boston). Tomó parte en seis Juegos de Estrellas, siendo Más Valioso del partido estelar de 1967. Él conectó 2.732 hits, incluyendo 379 jonrones y empujó 1,652 carreras, en el puesto 28 en este renglón ofensivo entre todos los jugadores que han actuado en Grandes Ligas, donde dirigió de manera parcial a Rojos (1993) y Marlins de Florida (2001).

Orlando Hernández  (Pitcher)

Orlando “El Duque” Hernández, es un ex-jugador de béisbol nacido en La Habana, Cuba el 11 de octubre de 1965. Logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, fue 2 veces campeón de la Serie Nacional con Industriales y es el único cubano que ha ganado 4 veces la Serie Mundial (tres con los New York Yankees y una con los Chicago White Sox). Está considerado uno de los mejores lanzadores de todos los tiempos del béisbol cubano.

Octavio Rojas

Octavio Victor Rojas Rivas, mejor conocido como Cookie Rojas nació en La Habana (Cuba) el 6 de marzo de 1939. Es un cubano Ex-jugador de la liga de béisbol, mánager y entrenador de larga trayectoria. Aparece frecuentemente en la sección de deportes de la televisión como comentarista. Jugar al béisbol era la pasión de su padre, más tarde él la adoptaría como profesión. Su primera aparición la hace con “La Habana Sugar King” un equipo afiliado a Triple-A de los Cincinnati Reds, debutando en la Liga Nacional con los Rojos en 1962.

José Cardenal

José Rosario Domecq Cardenal, que prescindió de su primer apellido para no tener que litigar con la marca reconocida del cognac de igual nombre, nació en Matanzas el 7 de octubre de 1943 y fue un descubrimiento de Lázaro Ruiz, el Zar de la pelota juvenil cubana durante la década de los cincuentas, un director-instructor de prestigio y capacidad indiscutibles y con el ojo clínico natural de quien fue buscatalentos por muchos años para organizaciones de grandes ligas muy vinculado al inmortal Alex Pompez.

Minnie Miñoso

Saturnino Orestes Armas Miñoso Arrieta, más conocido como Orestes Miñoso o Minnie Miñoso (Perico, Matanzas, 29 de noviembre de 1923-1 de marzo de 2015)1​fue un pelotero cubano, electo al Salón de la Fama del Béisbol cubano en 1983, en la ciudad de Miami, Estados Unidos, igual que en Cuba, noviembre de 2014.2​ Conocido como Minnie Miñoso, impuso un récord de triples para una temporada en el invierno cubano, la cual fue igualada por Wilfredo Sánchez en la VII Serie Nacional de Béisbol, pero todavía no ha sido superada. Orestes Miñoso, que participó con los Chicago White Sox, ha sido el único en la historia de las Grandes Ligas en haber participado como jugador en 5 décadas distintas (su primer juego fue el 19 de abril de 1949 y el último el 5 de octubre de 1980)

Escrito por: .




1 2 257