fbpx
nofmradio.com

Ritmos de la muerte de Benny Moré

Cada 24 de agosto, en el aniversario de la muerte de Benny Moré, los pobladores de Santa Isabel de Las Lajas andan en peregrinación hasta su tumba. Allí lo acompañan con una descarga musical en su honor.


Según cuentan los historiadores la procesión se realiza desde 1964, un año después de la muerte del Bárbaro del Ritmo.

Esta tradición reúne a amigos, familiares, músicos y trovadores que cantan junto a la última morada de Bartolo Maximiliano Moré.

Ritmos de la muerte de Benny Moré. FUENTE: icm.cu

Benny Moré había llegado a la capital del país en 1936 y se instaló definitivamente en el año de 1940.

Una vez instalado en el año de 1945 viajó a México y a luego a su regreso, en el año de 1951, declara en una entrevista al periodista Don Galaor de la revista Bohemia:

Lo siguiente: “Yo firmemente había venido a conquistar a  La Habana y no me daba por vencido, estaba convencido. Había que verme. Yo tenía una ferviente fe en mi voz y en mis canciones. Decidido me eché una guitarra bajo el brazo y sin pensarlo mucho me lancé a la calle a cantarles a los turistas y no me avergüenzo, Carlos Gardel, al fin y al cabo hizo lo mismo que yo».

Luego continuó diciendo: «Aquella tragedia duró radicalmente unos tres años, más de lo que yo hubiera deseado. Además yo quería cantar en La Habana. Yo quería triunfar en la capital. Pasaba mucha hambre, la pasaba muy pero muy mal, es la verdad, pero nada en esencia superaba la emoción de estar en la gran ciudad, para un guajiro pensar en La Habana era lo más grande de la vida”.

Los biografos de su vida señalan que deambulaba por bares y cantinas y que incluso fue expulsado de muchos sitios lujosos.

Benny Moré – El bárbaro del ritmo. FUENTE: ciberCuba

Inicialmente vivió en posadas humildes, pero luego la vida le sonreiría.

cantó con el Cuarteto Cordero, con el Septeto Fígaro, el conjunto Cauto de Mozo Borgellá y hasta con el conjunto de Matamoros.

Interpretó con elegancia todos los géneros de la música cubana, pero se destacó particularmente en el son montuno, el mambo, y el bolero.

de Benny Moré,
Ritmos de la muerte de Benny Moré. FUENTE: cdandlp.com

En La Habana residió en muchos lugares y finalmente se instaló en la zona de San Miguel del Padrón, en una casa que mandó a construir él mismo, con dos plantas y un “conuco” para cultivar plantas y criar aves y animales.

En muchas imágenes grabadas por la televisión de la época se ve a Benny entre sus matas de plátano y alimentando sus cerdos y gallinas: siempre mantuvo viva su tradición de guajiro.

Dicen que era fanático de Duke Ellintong y que consideraba a Miguelito Cuní como el mejor sonero.

En los años 60 su ruta de triunfos y su impronta en la música cubana alcanzaron un punto máximo, pero su salud se quebrantó demasiado y finalmente murió en 1963.

Su última presentación fue en el municipio de Palmira.

Tres días después falleció en La Habana, el 19 de febrero de 1963.

Pero cumpliendo su voluntad, sus restos descansan en el cementerio municipal de Santa Isabel de las Lajas, donde su tumba fue declarada Monumento Nacional en noviembre de 2009.

Convirtiéndose en el primer sepulcro con esa condición en el país.

Escrito por | Redacción

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba