fbpx

La desconocida historia detrás del bolero cubano ‘Aquellos ojos verdes’

El bolero titulado “Aquellos ojos verdes”, de la autoría de Nilo Menéndez, quien fuera de origen matancero. Esta canción ha sido interpretada por el Trío Los Panchos, Antonio Machín o Nat King Cole.


El 21 de junio del año 1930 esta canción fue estrenada en el Teatro Nacional de Cuba. Con algunos textos del cantante Adolfo Utrera y la interpretación de la pianista, soprano y cantante María Cervantes. En la actualidad se piensa que este fue el primer bolero conocido en el mundo entero y el que diera inicio a nuevas creaciones e interpretaciones, y más tarde formó parte del repertorio musical de muchos artistas.

Ese mismo año el tema fue grabado por Antonio Machín y su orquesta. Luego en el año 1961 fue grabado por Los Panchos y en el año 1958 la cantó el norteamericano Nat King Cole, quien la hiciera popular en varios programas de radio.

Muchos se preguntan sobre el origen de esta canción tan conocida e importante. Se cuenta que el pianista y arreglista de origen matancero Nilo Menéndez fue contratado por la firma Columbia por lo que tuvo que viajar a Nueva York. Allí conoció a la rubia y de ojos claros Conchita, de la que quedaría perdidamente enamorado.

Nilo le pidió al hermano de Conchita, Alfredo, quien fuese un reconocido tenor, que escribiese la letra, por lo que la canción sería escrita en los Estados Unidos. Dos años después, Alfredo fue diagnosticado con una enfermedad para la que no había cura y debido a esto decidió quitarse la vida.

Según se cuenta. Nilo declararía que él creía en el amor a primera vita por lo que sentía que se había enamorado de ella desde la primera vez que la vio. Por la noche compuso la música, inspirado por sus ojos.

El nombre real de Conchita era Concepción Utrera. De origen habanero nació un 18 de octubre de 1912 y se destacó por sus estudios de literatura. Estudió declamación, idiomas y música, y grabó un disco con la firma Columbia Records. También publicó un libro que fue llamado “Ave Lira”.

Esta canción a pesar de ser considerada como el primer bolero cubano que lograra ser un éxito mundial también fue admirada por la influencia del Jazz, además del impresionismo musical de Francia en la música tradicional de Cuba.

Cuentan que la rubia de ojos claros y Nilo nunca fueron pareja, además en el año 1977 el autor dio a conocer que los ojos de la dama no eran verdes, sino azul grisosos.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba