De Elpidio y Palmiche y demás todo cubano quiere… ¡Hasta la vista, compay!

De Elpidio y Palmiche y demás todo cubano quiere… ¡Hasta la vista, compay!

Con Elpidio como superhéroe, manigüero, mambí rebelde y cubano, crecimos muchos. Engendrado de pluma y papel en 1970, nos llega a través de su progenitor Juan Padrón, que como guionista, caricaturista, historietista e ilustrador dio vida a un Valdés de pura cepa.

Lo de popular lo garantizan sus hazañas, su naturalidad y patriotismo. Coronel del Ejército Libertador cubano que lucha contra el colonialismo español al mando de un escuadrón de caballería junto a sus compañeros  María Silvia, Pepe el corneta, Eutelia y su bravo caballo Palmiche.

Sus primeros diseños y apariciones fueron recogidos en la Revista Pionero como una historieta para los niños cubanos. Y es para 1974 cuando la cinta el dibujo animado cobra vida y genera aventuras en el séptimo arte a través del título Elpidio Valdés contra el tren militar, realizada por Padrón y producida por el Instituto Cubano de Cine e Industria Cinematográficos ICAIC.

La referencia de su apellido viene por la gran Cecilia. El creador bocetó al protagonista muy nuestro, lo cubanizó tanto como para hacerlo una suerte de mestizo vestido de mambí. Acompañó sus historias con el General Resóplez, el Coronel Andaluz, Cortico y Media Cara, y les permitió a todos el aportar frases y diálogos, que de una forma u otra, por la genialidad de sus parlamentos, han quedado en el argot de todos los cubanos y las mismas han sido repetidas por generaciones disímiles a lo largo de nuestras vidas.

Dejamos aquí una selección de las más conocidas, para recordarlas, disfrutarlas, compartirlas.  

¡Ay, mamacita qué dolor! ¿Y a ti qué te duele, Pelirroja? A mí ná, estoy traduciendo, ¿no?. -youtube.com

  • ¡Eso habría que verlo, compay!
  • ¡Hasta la vista, compay!
  • ¡Maldito mambí, en la próxima aventura lo voy a hacer picadillo!
  • Corneta, toque usted «A degüello».
  • ¡Qué susto, Josú!
  • No se preocupe, Generá, que los vamos a hacé puré de talco.
  • Permiso, ¿qué ha tocado ese?
  • Se oye clarito, clarito: ¡retiradaaaaaa!
  • Celedonio, termina ahí pa que me hagas un escaparate.
  • Palmiche es un caballo de guerra.
  • ¡Tócate, María Silvia!
  • ¡Mambises, bestias, no tiréis con ventanas!
  • ¡Ay, mamacita qué dolor! ¿Y a ti qué te duele, Pelirroja? A mí ná, estoy traduciendo, ¿no?

Por: Mele Ferrán          

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba