Edgar Sanfeliz: inmigrante cubano que triunfa en Estados Unidos como cantante lírico

Edgar Sanfeliz: inmigrante cubano que triunfa en Estados Unidos como cantante lírico
© Ecuavisa

Edgar Sanfeliz Botta nació en Cuba y, como tantos y tantos jóvenes de su generación, abandonó la Isla en busca de un futuro mejor. Esta es la historia de un inmigrante cubano que triunfa en Estados Unidos como cantante lírico, luego de dedicarse a vender hamburguesas.

Sanfeliz llegó a Estados Unidos en el año 2012 y encontró trabajo en un McDonald’s para ganarse la vida. La necesidad le obligaba a postergar el sueño de llegar a ser un gran divo. Un sueño que había acariciado en su tierra natal cuando llegó a cantar para el Papa Benedicto XVI y el ex presidente Raúl Castro, quien se quedó encantado con su voz.

“Olvídate de la música clásica. Con eso en Miami te morirás de hambre. Búscate un trabajo de verdad”, le habían dicho al llegar a Estados Unidos, y eso hizo. Su talento se hubiese quizás perdido detrás de un mostrador de McDonald’s sino hubiese sido por la señora Roberta David de la Universidad de Miami que, mientras esperaba su pedido, le oyó cantar Once upon a dream, el clásico de La Bella Durmiente.

Edgar Sanfeliz Botta

Edgar Sanfeliz Botta. Fuente: FIU College of Communication, Architecture + The Arts – Facebook.

Cubano triunfa en Estados Unidos tras ser escuchado cantando un clásico de La Bella Durmiente

David, directora profesional de coros, lo escuchó y de inmediato le preguntó si era él quien cantaba. Sanfeliz, apenado y sorprendido, le dijo que si. Tal como si fuera un cuento de hadas, había aparecido un hada madrina que de inmediato se dio cuenta del diamante que se había posado frente a ella.

Roberta David lo cambió todo para él. Apreció su talento y le presentó a Edgar las personas adecuadas. De esta forma, el joven inmigrante, de 27 años de edad, logró licenciarse en Música Lírica en la Universidad Internacional de la Florida.

«Ese programa me proporcionó la mejor educación musical que me hubiera imaginado. El mundo de posibilidades que me abrió FIU es invaluable, desde el aprendizaje hasta los recursos, partituras, libros, conciertos. Pude perfeccionar mi técnica como cantante y organista, ganar en conocimientos para poder abrirme camino en el futuro».

Sanfeliz durante su acto de graduación

Sanfeliz durante su acto de graduación. Fuente: Florida International University – Facebook.

Sanfeliz Botta también expresó que la Universidad de Florida le dejó otra cosa muy importante: un título americano. Este último es gran relevancia ya que lo necesitaba para poder trabajar en EE.UU., debido a que cuando se fue de Cuba, lo hizo sin nada. Edgar tuvo que empezar desde cero.

El muchacho, que sólo cantaba por diversión mientras vendía hamburguesas, acabó por encontrarse con su destino en las tierras del norte. Hasta el sol de hoy, Edgar se encuentra infinitamente agradecido con Roberta.

Edgar agradece su triunfo en EE.UU a Roberta

“Ella ha sido alguien muy especial para mí, es mi abuela americana. Tras conocerla mi vida cambió para bien. Me tomó bajo sus alas y me dio el empujón que tanto necesitaba. Aunque ya estaba retirada como músico, sabía de los mejores programas de estudio en Miami y se dedicó a introducirme en el mundo cultural de la ciudad. También me ayudó con el inglés y prácticamente se convirtió en un miembro más de mi familia”. Así lo confesó en una entrevista con el portal OnCubaNews.

Este talentoso joven de Cuba no reniega. Agradece su formación en el Conservatorio Esteban Salas de la oriental ciudad de Santiago de Cuba y, como creyente católico, se siente bendecido de haber podido tocar el órgano para su Santidad Benedicto XVI en el santuario de la Caridad del Cobre. No obstante, no se arrepiente de haber abandonado la Isla, pues deseaba ser contratenor y en su país nunca lo hubiese logrado.

El contratenor. Fuente: FIU School of Music – Facebook.

«Cuando iba a Santiago, Raúl me mandaba a buscar para que tocase el órgano. Desde la primera vez que me escuchó quedó encantado», comentó durante la entrevista.

Tras el encuentro de Edgar Sanfeliz y Roberta David la carrera del joven ha ido sobre ruedas. Ha dejado su empleo en McDonald y los empleos temporales como payaso, y piensa triunfar como divo.

De eso están seguros los directivos de la Universidad Internacional de Florida. Estos afirman haberse sacado con él la “lotería musical”. Asimismo, su profesora de canto, Kathleen Wilson, aseguró que va a tener una carrera internacional.

La historia de un cubano que triunfa en estados unidos. Fuente: Univision Noticias.

Como aquí en TodoCuba sabemos que te gusta estar al día con todos los acontecimientos, te dejamos un enlace directo a nuestra sección de noticias.

Escrito por: Redacción - NGM, usando información de: Conchita Espinosa / OnCubaNews.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba