fbpx
La Habana, 21 oct (EFE).- Apostar por la cooperación, la solidaridad y el multilateralismo es el mensaje de Cuba a los países de Latinoamérica y el Caribe al concluir su presidencia temporal de la Cepal, un periodo de dos años que finaliza en medio de una pandemia de consecuencias devastadoras para la economía regional. Cuba cierra su bienio al frente de la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (Cepal) con la impresión de que el trabajo fue "fructífero", afirmó a Efe el director de Organismos Económicos Internacionales del Ministerio cubano del Comercio Exterior (Mincex), Carlos Fidel Martín. En este periodo se encararon "grandes retos" centrados en que los países de la región avancen en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, y también se trabajó en priorizar al Caribe y fortalecer la cooperación Sur-Sur, señaló Martín. El país caribeño pasará el relevo a Costa Rica a finales de mes dentro del 38 Periodo de Sesiones del organismo, el foro más importante de la Cepal, que por primera vez en la historia tendrá formato virtual por la crisis sanitaria. RESILIENCIA FRENTE A SANCIONES Precisamente en el contexto de la pandemia del coronavirus, que está golpeando las economías latinoamericanas, Cuba pidió a los países que conforman la Cepal "resiliencia", a partir de su experiencia tras más de seis décadas sometida a un embargo financiero de Estados Unidos. "El mensaje para nosotros siempre ha sido muy claro, la resiliencia nosotros llevamos sesenta años creándola", subrayó el responsable del Mincex. Martín recordó que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha reiterado en foros multilaterales la necesidad de "avanzar y fortalecer la cooperación, la solidaridad, la complementación y el multilateralismo". "Si todos los países de la región cumplimos con estos principios y los hacemos de verdad efectivos, la pandemia, o en el caso de nosotros el bloqueo (embargo), todo eso pasará y nos haremos resilientes, y cumpliremos con las metas, con los indicadores y con lo que nos hemos establecido en la Agenda 2030", sostuvo. LA MAYOR RECESIÓN EN UN SIGLO La Cepal estima que a consecuencia de la pandemia, el Producto Interno Bruto (PIB) de la región caerá un 9,1 % en 2020, la mayor recesión en un siglo y un retroceso de una década. El organismo de la ONU prevé el cierre de 2,7 millones de empresas y que el desempleo alcance a 44 millones de personas, según su último informe, "Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2020. Principales condicionantes de las políticas fiscal y monetaria en la era pospandemia de la covid-19". Con este escenario, el funcionario cubano reconoció que la región atraviesa un "momento bastante difícil" que hace improbable alcanzar el nivel de cumplimiento de los ODS que se preveía antes de la irrupción del coronavirus. Sin embargo, apuntó, tanto su país como la Cepal tienen la voluntad de seguir buscando caminos que permitan "reducir la desigualdad". Entre los aspectos que marcaron la presidencia pro témpore de Cuba figura la iniciativa "Caribbean first" (El Caribe, primero), enfocada en dar prioridad a las necesidades de esa región en los debates e intercambios de buenas prácticas a nivel regional. Martín recordó que el Caribe es especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático y sus países golpeados año tras año por huracanes y otros desastres que dificultan su avance económico, lastrado también por el alto volumen de deuda externa. Otro hito, a su juicio, fue la presencia en La Habana del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, durante la apertura del 37 Periodo de Sesiones del organismo en 2018. La isla apoyó, organizó o participó en estos dos años en numerosos foros multilaterales entre los que destacó, en marzo de 2019, la II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur, a la que Cuba asistió en nombre de los países de América Latina y el Caribe. Allí, la representación cubana llamó a los países desarrollados a cumplir con sus compromisos internacionales en materia de financiación para el desarrollo y se expusieron los aportes y experiencias del país caribeño en la cooperación Sur-Sur y triangular, con hincapié en la salud, el medioambiente y la educación. SIN CONDICIONAMIENTOS Sobre la posibilidad de incorporarse a otros organismos económicos internacionales a partir de su experiencia positiva en el seno de la Cepal, de la que Cuba es miembro fundador, Carlos Fidel Martín respondió que su país es "multilateralista por vocación" y forma parte de "los organismos internacionales donde no se nos ponen condicionamientos para ser miembros". La isla no pertenece a entidades como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial, que por tanto tampoco auditan la economía cubana ni conceden préstamos al país. "Somos miembros plenos de la Organización Mundial del Comercio, donde constantemente abogamos por el tema del multilateralismo, por que los subsidios a la agricultura cesen porque eso distorsiona el comercio de nuestros países, por que se cumpla con la agenda para el desarrollo de (la Ronda de) Doha (...)", refirió. La Ronda de Doha, cuya primera conferencia se celebró en la ciudad homónima de Catar en 2001, es un foro de negociación promovido por la OMC para la liberalización del comercio mundial y la mejora del comercio de los países en desarrollo mediante la reducción de aranceles y subsidios en el sector agrario. Según el funcionario cubano, en "tiempos de pandemia como estos", objetivos como los trazados en Doha "serán los únicos que nos permitirán poder resistir esta situación".
EFE / Alejandro Ernesto

Cuba concluye la presidencia de la CEPAL

La Habana, 22 de octubre de 2020.- Apostar por la cooperación, la solidaridad y el multilateralismo es el mensaje de Cuba a los países de Latinoamérica y el Caribe cuando concluye su presidencia temporal de la Cepal, un periodo de dos años que finaliza en medio de una pandemia de consecuencias devastadoras para la economía regional.

Cuba concluye su período al frente de la CEPAL


Cuba cierra su bienio al frente de la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (Cepal) con la impresión de que el trabajo fue «fructífero», afirmó a Efe el director de Organismos Económicos Internacionales del Ministerio cubano del Comercio Exterior (Mincex), Carlos Fidel Martín.

En este periodo se encararon «grandes retos» centrados en que los países de la región avancen en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, y también se trabajó en priorizar al Caribe y fortalecer la cooperación Sur-Sur, señaló Martín.

El país caribeño pasará el relevo a Costa Rica a finales de mes dentro del 38 Periodo de Sesiones del organismo, el foro más importante de la Cepal, que por primera vez en la historia tendrá formato virtual por la crisis sanitaria.

Resiliencia frente a sanciones

Precisamente en el contexto de la pandemia del coronavirus, que está golpeando las economías latinoamericanas, Cuba pidió a los países que conforman la Cepal «resiliencia», a partir de su experiencia tras más de seis décadas sometida a un embargo financiero de Estados Unidos.

«El mensaje para nosotros siempre ha sido muy claro, la resiliencia nosotros llevamos sesenta años creándola», subrayó el responsable del Mincex.

Martín recordó que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha reiterado en foros multilaterales la necesidad de «avanzar y fortalecer la cooperación, la solidaridad, la complementación y el multilateralismo».

«Si todos los países de la región cumplimos con estos principios y los hacemos de verdad efectivos, la pandemia, o en el caso de nosotros el bloqueo (embargo), todo eso pasará y nos haremos resilientes, y cumpliremos con las metas, con los indicadores y con lo que nos hemos establecido en la Agenda 2030», sostuvo.

La mayor recesión en un siglo

La Cepal estima que a consecuencia de la pandemia, el Producto Interno Bruto (PIB) de la región caerá un 9,1 % en 2020. Se trata de la mayor recesión en un siglo y un retroceso de una década.

El organismo de la ONU prevé el cierre de 2,7 millones de empresas. Además, que el desempleo alcance a 44 millones de personas, según su último informe, «Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2020. Principales condicionantes de las políticas fiscal y monetaria en la era pospandemia de la covid-19».

Con este escenario, el funcionario cubano reconoció que la región atraviesa un «momento bastante difícil». Parece improbable alcanzar el nivel de cumplimiento de los ODS que se preveía antes de la irrupción del coronavirus.

Sin embargo, apuntó, tanto su país como la Cepal tienen la voluntad de seguir buscando caminos que permitan «reducir la desigualdad».

El Caribe primero

Entre los aspectos que marcaron la presidencia pro témpore de Cuba figura la iniciativa «Caribbean first» (El Caribe primero). Se enfocó en dar prioridad a las necesidades de esa región en los debates e intercambios de buenas prácticas a nivel regional.

Martín recordó que el Caribe es especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático. Sus países son golpeados año tras año por huracanes y otros desastres que dificultan su avance económico. Este es lastrado también por el alto volumen de deuda externa.

Otro hito, a su juicio, fue la presencia en La Habana del secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Eso ocurrió durante la apertura del 37 Periodo de Sesiones del organismo en 2018.

La isla apoyó, organizó o participó en estos dos años en numerosos foros multilaterales. Entre ellos destacó, en marzo de 2019, la II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur. Cuba asistió en nombre de los países de América Latina y el Caribe.

Allí, la representación cubana llamó a los países desarrollados a cumplir con sus compromisos internacionales en materia de financiación para el desarrollo. Se expusieron los aportes y experiencias del país caribeño en la cooperación Sur-Sur y triangular. Se hizo hincapié en la salud, el medioambiente y la educación.

Sin condicionamientos

Sobre la posibilidad de incorporarse a otros organismos económicos internacionales a partir de su experiencia positiva en el seno de la Cepal, de la que Cuba es miembro fundador, Carlos Fidel Martín respondió que su país es «multilateralista por vocación». Cuba forma parte de «los organismos internacionales donde no se nos ponen condicionamientos para ser miembros».

La isla no pertenece a entidades como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial. Por tanto estos organismos tampoco auditan la economía cubana ni conceden préstamos al país.

«Somos miembros plenos de la Organización Mundial del Comercio, donde constantemente abogamos por el tema del multilateralismo, por que los subsidios a la agricultura cesen porque eso distorsiona el comercio de nuestros países, por que se cumpla con la agenda para el desarrollo de (la Ronda de) Doha», refirió.

La primera conferencia de la Ronda de Doha se celebró en la ciudad homónima de Catar en 2001. Es un foro de negociación promovido por la OMC para la liberalización del comercio mundial. Además busca la mejora del comercio de los países en desarrollo mediante la reducción de aranceles y subsidios en el sector agrario.

Según el funcionario cubano, en «tiempos de pandemia como estos», objetivos como los trazados en Doha «serán los únicos que nos permitirán poder resistir esta situación».

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba