fbpx
Cuba cierra la semana con el reporte de otros 65 positivos de COVID-19
EFE / Yander Zamora

Cuba cierra la semana con otros 65 positivos de COVID-19

La Habana, 24 de agosto de 2020.- El Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba cerró la semana con el reporte de otros 65 diagnósticos positivos de la COVID-19 y 2 personas fallecidas. Las cifras de pacientes son preocupantes: 17 graves y 3 en estado crítico.


El pasado sábado se analizaron 4.867 muestras PCR, confirmaron 63 pacientes cubanos, además de dos extranjeras: una colombiana y una francesa que residen en La Habana.

65 positivos de COVID para cerrar la semana

Con 57 nuevos infectados despunta La Habana, donde se concentran los números más altos del rebrote aparecido en las últimas semanas, con marcada incidencia en la región occidental.

De las nuevas infecciones detectadas en La Habana 20 se encuentran localizadas en 11 de sus 15 municipios, la mayoría en Arroyo Naranjo con 20 y otros 11 en Marianao, lo que demuestra que persiste la tendencia a la dispersión, lo que hace más complejo el control de los brotes y más de 190 focos que han surgido en el territorio de Cuba más afectado por la pandemia.

Esta situación epidemiológica complicada en la capital cubana hizo retroceder su reapertura pos-COVID y el retorno a la fase 0 o «etapa de trasmisión autóctona limitada» de la pandemia, luego de que permaneciera estancada durante un mes en la fase 1 de la desescalada.

El director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán, explicó el fallecimiento de dos mujeres de 71 y 79 años residentes en el municipio Centro Habana, quienes tenían varias enfermedades asociadas que derivaron en complicaciones y finalmente en un paro cardiorrespiratorio.

Esta semana se han notificado tres decesos que han aumentado a 91 la cifra de fallecidos por la COVID en el país caribeño y la letalidad en la isla subió hoy a 2,44%, catalogada como «muy elevada» por el experto en comparación con los esfuerzos del país en la batalla contra la COVID.

En este momento se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 1.235 pacientes, de ellos: en vigilancia están 55, otros 657 se consideran sospechosos y están confirmados 523.

Durán detalló en su comparecencia diaria por televisión que del total de pacientes activos en los hospitales cubanos, 503 tienen una evolución clínica estable, pero siguen internados en terapia intensiva tres en estado crítico y 17 graves, a los que se sumaron cinco en la pasada jornada.

La víspera recibieron el alta médica 38 personas y ya son 3.044 las personas que se han recuperado en Cuba de la enfermedad. Esto representa el 82,7% del total de 3.682 diagnosticados desde marzo pasado en la isla.

Balance desfavorable

El especialista consideró que el balance de hoy es «desfavorable». Por ello volvió a insistir a los cubanos en la «complejidad» del momento actual, sobre la necesidad de cumplir las medidas para evitar los contagios. Igualmente, es necesario mantener la disciplina y una conducta responsable.

«Tenemos que seguir arreciando, trabajando muy duramente para revertir la situación epidemiológica que presenta la región occidental en general y en particular La Habana», precisó.

Para ilustrar mostró un mapa que refleja la circulación de la enfermedad en las provincias occidentales Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque, Matanzas y La Habana. Allí radican 20 municipios con incidencia elevada.

Durán señaló que el retroceso actual demuestra que no se han estado cumpliendo las medidas para evitar la propagación del coronavirus por parte de un grupo de personas de la población. Advirtió que en medio de esta circunstancia «difícil» la isla se encuentra ante las afectaciones que podría causar el azote de la tormenta tropical «Laura».

Cuba declaró controlada la COVID-19 el pasado julio. Sin embargo, desde principios de agosto comenzaron a subir los contagios a causa de varios rebrotes. Esto ha puesto en jaque el plan nacional de desescalada.

La Habana restableció fuertes medidas restrictivas. Del resto de los territorios, solo las cercanas Artemisa y Mayabeque se mantienen la fase 2. Esta flexibiliza las limitaciones al uso de la mascarilla, requerida solo en lugares cerrados, y restablece servicios al 50 % de su capacidad.

La mayoría de la isla se encuentra en la última fase de reapertura. Incluye la apertura de fronteras, pospuesta sin fecha hasta que La Habana mejore su situación. El curso escolar reiniciará en septiembre, a excepción de la capital.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de noticias.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba