fbpx
Continúa la desescalada en Cuba
EFE

Cuba baja los contagios diarios mientras continúa la desescalada

La Habana, 15 de noviembre de 2020.- Cuba registró este sábado 27 nuevos contagios de COVID-19, entre ellos 5 importados, con lo que el país acumula ya 7.568 positivos mientras continúa la desescalada, a la que ahora se incorpora nuevamente la central Ciego de Ávila después de casi tres meses de rebrotes.


Esa provincia ha diagnosticado 95 casos autóctonos en los últimos 15 días y hoy reportó 7 enfermos. Su reapertura gradual incluye el reinicio del curso escolar y la reactivación de servicios con limitaciones.

La mayoría de los contagios en Pinar del Río

El resto de los confirmados locales son todos contactos de otros pacientes. Residen en la occidental Pinar del Río (11), La Habana (1) y la central Camagüey (3), informa el parte diario del Ministerio cubano de Salud Pública (Minsap). Sin embargo, no se especificó el país de procedencia de los 5 nacionales infectados en el extranjero.

El número de pacientes de este sábado es el menor en una semana en la que los contagios han sobrepasado el medio centenar durante varios días, según datos del Minsap.

En instituciones sanitarias de la isla permanecen ingresadas 2.539 personas. Entre ellas hay 420 casos activos de la enfermedad. Un ciudadano polaco de 62 años y un canadiense de 56 años están en estado grave. El resto presenta evolución estable.

En el país ya se han recuperado 7.015 pacientes, el 93 % del acumulado de positivos. El recuento oficial de muertos con el virus se mantiene en 131 desde el pasado jueves.

Las 8.074 muestras PCR completadas el día anterior elevan a 960.579 el total pruebas realizadas en la isla desde el inicio de la epidemia en marzo.

Continúa la necesaria desescalada en Cuba

La gran mayoría de Cuba entró el pasado 12 de octubre en una etapa de «nueva normalidad» que comprende la activación de actividades y servicios a toda capacidad, a excepción de Pinar del Río y Sancti Spiritus (centro), las provincias con la peor situación sanitaria y las únicas aisladas del resto.

Tampoco entran de momento en esta apertura total Ciego de Ávila y La Habana, aunque se prevé que esta última lo haga en cualquier momento.

Gran parte de los servicios y actividades económicas en La Habana funcionan con limitaciones. La capital de Cuba, en etapa de desescalada, continúa con contagios diarios por debajo de las dos cifras desde hace varias semanas. En el mes de noviembre no ha diagnosticado nuevos pacientes en cinco ocasiones.

Estos indicadores favorables propiciaron el reinicio hoy domingo de las operaciones regulares en el aeropuerto José Martí, el único al que pueden volar las aerolíneas estadounidenses que se ha mantenido recibiendo solo vuelos humanitarios y de carga estos últimos 8 meses.

Cuba necesita del turismo para reactivar su ya maltrecha economía, golpeada ahora mucho más por la pandemia y por las sanciones de Estados Unidos.

Para evitar rebrotes de COVID-19, la isla realiza una prueba PCR en frontera a todos los viajeros. Hasta hace un mes, los viajeros y turistas debían cumplir aislamiento obligatorio en centros estatales. Ahora, con la desescalada, pueden esperar los resultados en sus casas, o en hoteles, en el caso de los turistas.

Una treintena de visitantes extranjeros, la mayoría rusos, fueron diagnosticados esta semana con coronavirus en la isla caribeña. El país apoya su estrategia turística en la seguridad y la atención médica de calidad.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba