fbpx
EFE / Ernesto Mastrascusa

3 días con récord de casos mientras Cuba comienza a exigir PCR a viajeros

La Habana, 11 de enero de 2021.- Cuba marcó récord de contagios de la COVID-19 por tercer día consecutivo, con 388, y a partir del domingo comenzó a exigir una prueba PCR negativa a todos los viajeros que llegan al país, una de las nuevas medidas aplicadas para frenar esta tercera ola de contagios.


La subida de las últimas 24 horas -la más alta desde el inicio de la pandemia- sigue a los máximos alcanzados el viernes (365) y el sábado (344). El país acumula hasta la fecha 14.576 diagnósticos positivos al nuevo coronavirus.

El parte actualizado del Ministerio de Salud Pública (Minsap) informa este domingo de tres personas fallecidas la víspera, con lo que suman 151 los decesos registrados desde marzo pasado.

El país no reportaba tres fallecidos en una sola jornada desde inicios de septiembre, y ha mantenido una tasa de letalidad por debajo de la media regional.

Entre los nuevos positivos hay 35 casos importados, una cifra que reafirma la tendencia a la baja tras la reducción de vuelos desde seis países americanos que entró en vigor el 1 de enero, entre ellos Estados Unidos, México y Panamá.

Exigir PCR negativo a los viajeros y regresar a las restricciones

Las autoridades cubanas atribuyen el repunte actual, el peor desde el comienzo de la pandemia, a la indisciplina y al incumplimiento de las medidas preventivas y protocolos de aislamiento para los viajeros que arriban del extranjero, tras la reapertura de las fronteras a mediados de octubre.

Ante esta situación, las autoridades decidieron dar marcha atrás en la desescalada en varias provincias. Entre ellas está La Habana. Además, regresarán las restricciones a las actividades públicas, así como nuevas limitaciones del transporte público, entre otras medidas.

Por provincias, la oriental Santiago de Cuba reportó esta jornada los números más altos, con 89 nuevos casos. Este es un récord para un territorio que no registró contagios durante varios meses de 2020.

Le sigue con 85 positivos La Habana, que ha mantenido una incidencia alta de forma sostenida en los últimos dos meses. Ello motivó esta semana su retroceso de fase 3 a fase 1 de la desescalada y el endurecimiento de las medidas para frenar la transmisión.

Cierre en La Habana

El Consejo de Defensa de la capital anunció el sábado un paquete de 22 limitaciones. Estas afectan a los sectores de la salud, educación, transporte, turismo, gastronomía, empleo y el trabajo autónomo.

Desde anoche el transporte público (estatal y privado) no podrá circular de nueve de la noche a cinco de la mañana. A partir del día 12 se suspenderán las conexiones con el resto de las provincias.

También se cerraron de nuevo los bares y centros de ocio nocturno, cines, teatros y parques recreativos. Se suspendieron las visitas familiares a las prisiones y se prohibieron -bajo amenaza de altas multas e incluso prisión- las fiestas particulares. Las autoridades achacan un alto porcentaje de los rebrotes a las reuniones realizadas durante las celebraciones de fin de año.

Las escuelas se mantendrán abiertas por ahora, y también el aeropuerto José Martí seguirá operando.

Otras provincias con números elevados de casos esta jornada fueron la oriental Guantánamo (54) y la occidental Matanzas (45).

En este momento, 5.181 personas permanecen ingresadas en los hospitales cubanos. Los casos activos son 2.534 (siete en estado crítico y 17 graves), 1.731 sospechosas y 916 en observación.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba