La lupe - La Lupe fue una de las mejores cantantes que han salido de Cuba (oncubamagazine)

La Lupe: reina del desamor

De la escena artística de Cuba se desprenden varios nombres muy reconocidos a nivel mundial, entre ellos está La Lupe, una de las artistas más apreciadas y más queridas por muchos, Y ¿cómo no hacerlo si dejó una gran trayectoria a su paso?

La Lupe es el nombre artístico de Lupe Victoria Yolí Raymond, fue una cantante cubana que nació en el 23 de diciembre de 1936, en el barrio de San Pedrito en la provincia de Santiago de Cuba. Fue muy reconocida como la cantante más apreciable por la prensa latina de Estados Unidos.

Su comienzo

Empezó cantando en diferentes bares y locales de La Habana, cantaba de cierta forma que se le veía radiante y muy llena de energía, con un toque algo extravagante lo que hacía que fuera famosa en su ciudad.

Hizo su primera grabación musical con el sello Discuba, en donde grabó diferentes temas como “Con el diablo en el cuerpo”, y versiones de baladas norteamericanas en español como “Loco Amor” y “Quiéreme Siempre”. “No me quieras así” fue el tema que la llevo al éxito.

Ella viajó a México y allí se encontró con Celia Cruz, a quien le pidió ayuda para poder encontrar los contactos que necesitaba, además de trabajo, Celia le tendió la mano y le presentó a Mongo Santamaría para que la apoyara.

Publicidad

Una vez en contacto con Mongo se va para Nueva York donde Santamaría la hizo cantar en un bar llamado Midtown, luego de eso grabó un disco titulado “Mongo Introduces La Lupe” en 1964.

Su gran logro

Su gran asomo al mundo del éxito fue en Nueva York cuando debutó con “Que te pedí” que fue un bolero que cantó de la mano con Tito Puentes en el Lowe`s Boulevard Theatre. Luego de esto incursiona con varios estilos como boleros, guaguancó, bossa nova, bomba, merengue, joropo y otros más; todo esto lo realizó en su álbum “La excitante Lupe canta con el maestro Tito Puentes” en 1965.

Siguió produciendo varios discos con Tito Puentes como “The King and I”, “Homenaje a Rafael Hernández”. Su voz recorrió de la mejor forma que se pudo imaginar por toda Nueva York, paseándose por los mejores escenarios con gran éxito.

La Lupe grabo incursionó en varios estilos, entre ellos la música religiosa, y produjo cuatro discos de este tipo, esto se debía a su devoción por la religión. No solo tuvo su gran éxito en Nueva York, ella ya era bastante reconocida en Cuba, tenía bastante popularidad en su tierra.

Su presencia en el escenario era muy fuerte y la titularon la reina del desamor, mucho influenciado por su gemidos y gritos particulares que tenía al cantar diversos temas. Falleció siendo una persona muy religiosa el 28 de febrero de 1992.