fbpx
Trump da negativo a SARS-CoV-2 tras contagio de un asistente
EFE / Doug Mills

Trump da negativo a SARS-CoV-2 tras contagio de un asistente

Washington, 7 de mayo de 2020.- La Casa Blanca informó hoy que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, volvió a dar negativo en la prueba de coronavirus SARS-CoV-2, luego que uno de sus asistentes personales resultara positivo al test.


El portavoz presidencial adjunto Hogan Gidley indicó en un comunicado que «fuimos recientemente notificados por la Unidad Médica de la Casa Blanca de que un miembro de las Fuerzas Amadas de EE.UU., que trabaja en la Casa Blanca, dio positivo por coronavirus».

Trump y Pence negativos al coronavirus SARS-CoV-2

«Desde entonces, el presidente y el vicepresidente (Mike Pence) han vuelto a ser sometidos al test y han dado negativo, y ambos se mantienen con buena salud», agregó Gidley.

La información fue revelada en un primer momento por la cadena CNN, quien apuntó que el positivo fue notificado al mandatario este miércoles.

Los asistentes personales forman parte de unidades militares de élite destinadas a la Casa Blanca y a menudo trabajan de cerca tanto con el presidente como con la primera dama.

No se trata del primer caso en la residencia oficial, ya que en marzo uno de los asesores del vicepresidente Pence dio positivo por COVID-19.

Tanto Trump como Pence son sometidos a exámenes del coronavirus  SARS-CoV-2 semanalmente, así como a los funcionarios que interactúan diariamente con ellos.

Estados Unidos alcanzó este miércoles la cifra de 1.227.430 casos confirmados de COVID-19 y la de 73.095 fallecidos, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad John Hopkins.

Balance por debajo de las estimaciones

El balance provisional de fallecidos -73.095- sigue por debajo de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes; pero ha superado ya los cálculos más optimistas que hizo «a posteriori» el presidente Trump de entre 50.000 y 60.000 fallecidos.

Este domingo el presidente reconoció que el total estará cerca de los 100.000, al mismo que tiempo defendió la decisión, ya puesta en marcha por múltiples estados, de eliminar gradualmente las medidas de confinamiento, aunque admitió que provocará algunas muertes.

A comienzos de semana, sin embargo, uno de los modelos de predicción de la evolución de la pandemia, el del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en el que se fija a menudo la Casa Blanca, actualizó sus cálculos para pronosticar que para comienzos de agosto la crisis habrá dejado más de 134.000 muertes en EE.UU.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de noticias.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba