fbpx
Sancionadas empresas cubanas en medio de crisis de transporte
EFE / Rayner Peña

Sancionadas empresas cubanas en medio de crisis de transporte

La Habana, 4 de marzo de 2020.- Más de 770 sanciones se han aplicado a empresas cubanas por parte de las autoridades en medio de la crisis de transporte que sufre la isla. Los funcionarios «insolidarios» de las empresas sancionadas, en su mayoría pertenecientes al Estado, no se detuvieron con sus vehículos para llevar pasajeros, mientras que el país se ve afectado por el desabastecimiento de combustibles y la crisis económica.


La Dirección General de Transporte Provincial de La Habana (DGTPH), mantiene decenas de inspectores apostados en las paradas de autobús de La Habana. Estos funcionarios controlan que los vehículos de las empresas y organismos estatales, si tienen asientos desocupados, paren para recoger a ciudadanos que necesiten desplazarse.

Desde hace meses, el propio Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, ordenó a los conductores de vehículos estatales que contribuyeran a paliar los problemas que el desabastecimiento de combustible está provocando en el ya desbordado transporte público.

En octubre pasado, un medio oficial publicó una foto de la caravana oficial del mandatario parando para recoger a ciudadanos que esperaban transporte en una calle del oeste de La Habana, y por esas mismas fechas Díaz-Canel se mostró públicamente indignado con los funcionarios con autos estatales que pasan de largo ante las abarrotadas paradas.

Comprar un auto es un lujo al alcance de muy pocos en Cuba. El Estado cubano tiene la exclusividad sobre la importación de automóviles nuevos y los grava con impuestos varias veces por encima de su valor de mercado. Esto a su vez hace que los vehículos usados tengan un precio desorbitado pese a llevar décadas rodando.

Los de las iglesias tampoco paran

El informe de la DGTPH correspondiente a febrero señala que «los inspectores ubicados en las paradas de mayor concentración de la capital» reportaron que 983 vehículos estatales «no tuvieron ese gesto de solidaridad».

La directora general de la DGTPH, Maribel Poulot, citada por la estatal Agencia Cubana de Noticias, dijo que los directivos superiores de las empresas infractoras «son convocados para el análisis de las infracciones y de las medidas aplicadas a los responsables».

Entre las empresas denunciadas por insolidarias figuran no solo firmas estatales, sino varias instituciones religiosas. Entre ellas están desde el Arzobispado de La Habana a las iglesias Metodista, Nazareno, Prebisteriana, Evangélica, Padres Escolapios, Iglesias de Cuba y Hermanas de Acacia.

También aparecen listadas algunas de las empresas exportadoras más prestigiosas del país, como la tabaquera Habanos o la ronera Havana Club. También están listadas varias firmas y organismos adscritos a los ministerios del Transporte, Turismo, Salud Pública, Energía y Comunicaciones, así como las las Fuerzas Armadas, entre otros.

El mayor número de vehículos que no se detuvieron en las saturadas paradas de autobús pertenece al Ministerio de la Agricultura, de acuerdo a los datos de la DGTPH.

El combustible en el centro de la crisis del transporte

Cuba atraviesa su más grave crisis energética en décadas por la interrupción intermitente de las llegadas de barcos petroleros al país. De esto el Gobierno culpa a Estados Unidos por el endurecimiento de las sanciones a la isla y a su aliada Venezuela.

Recientemente el Gobierno reveló que se vio obligado a comprar un barco que traía un cargamento de combustible ya pagado por Cuba. Sin embargo, su armador no se atrevía a atracar en el país por miedo a violar el embargo estadounidense.

Para enfrentar este panorama, que cada cierto tiempo provoca largas colas en las gasolineras, agravando la crisis de transporte, se aprobaron medidas de ahorro en el sector estatal. Las autoridades apuestan por mantener muchas de estas medidas aunque la situación se estabilice.

Los problemas con el diésel y la gasolina han hecho que se vean más bicicletas y transportes de tracción animal en las carreteras cubanas en los últimos meses.

Envíos de petróleo de Venezuela se han desplomado

La isla produce menos de la mitad del crudo que necesita para cubrir su demanda. Desde hace dos décadas recibe de Venezuela petróleo subsidiado a cambio del envío de profesionales (sobre todo médicos y maestros). Sin embargo, esos cargamentos se han desplomado en los últimos dos años.

Las carencias de combustible han agravado un escenario ya de por sí complicado para el país caribeño. Cuba está sumida en una crisis debida al endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos, la prolongada crisis de Venezuela, la ineficiencia del sistema empresarial estatal y la pérdida de contratos de exportación de servicios médicos con varios países latinoamericanos.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de noticias.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba