Santísima Trinidad_Barcos

Parece mentira, pero por más de 200 años Cuba fue una potencia mundial en la construcción de barcos

A muchos hoy les puede parecer mentira, pero por más de 200 años, durante los siglos XVII, XVIII y hasta parte del XIX, Cuba fue una verdadera potencia mundial en la construcción de buques de todo tipo.

Ya desde el siglo XVI España había dado permiso para que las autoridades de la Isla construyeran y armaran buques de hasta 100 toneladas. Expertos armadores se asentaron en el puerto de La Habana y aprovechando las magníficas maderas del país construyeron algunos de los buques más imponentes que navegaron bajo pabellón español entre finales del siglo XVI y los primeros años de XVII.

En el siglo XVII los armadores de La Habana se especializaron en la construcción de galeones, los más grandes barcos de guerra de la época que se encargaron del transporte y vigilancia de los grandes tesoros que de América sacó España.

¿Dónde están la Bucanero y la Cristal? Los cubanos sufren por estos días de calor la ausencia casi total de las dos mejores marcas nacionales de cerveza

Probada la capacidad para construir barcos de todo tipo de la Siempre Fiel Isla de Cuba en 1722 comenzó a construirse el primer Real Arsenal, en los terrenos existentes entre el Castillo de la Fuerza y los Muelles de San Francisco.

Durante el siglo y medio que duraría su existencia en el Real Arsenal de La Habana se construirían 140 naves de gran porte y calidad para la marina española, algunas de las cuales formarían parte, incluso de la llamada Armada Invencible.

- Publicidad -

El Santísima Trinidad, que fue el barco de guerra más grande de su época se construyó en La Habana en el Real Arsenal en 1769. Este poderoso buque, que sería el navío insignia de la armada navegó bajo el pabellón de España por casi cuarenta años y ningún otro barco de la época se le pudo igualar nunca en belleza y cualidades marineras. Sólo pudo ser echado a pique durante la batalla de Trafalgar cuando se enfrentó en solitario nada menos que a siete navíos ingleses.

Tal fama ganaron los barcos construidos en el Real Arsenal de La Habana que el mismo rey Carlos III eligió uno como su buque personal.

Sin embargo, los españoles, celosos de la competencia que hacían los armadores de la Isla a los de la península decidieron detener la construcción de barcos en Cuba. El primero en implementar tan arbitraria medida sería, en 1834, el Capitán General Miguel Tacón, de triste recordación entre los cubanos.

Tres años después por Real Orden se prohibió definitivamente que se siguieran construyendo barcos en los astilleros de Cuba… A pesar de eso, algunos violaron la ley y en 1852 se botó al agua el vapor Cristóbal Colón, el último gran buque construido en  el país.

Pero ya la suerte estaba echada y poco a poco la construcción de buques fue feneciendo en la Isla hasta desaparecer por completo.

Deja Tu Opinion..

comentarios

Los Cruceros y el Yatismo, en aumento para hacer turismo en Cuba. Un 12,7 % de...

El telescopio de mayores dimensiones en Cuba, catalogado en 1956 como uno de los más grandes...

Los marineros recreativos estadounidenses quieren viajar libremente a Cuba e influir en el gobierno de Washington...

DERECHOS RESERVADOS TODOCUBA.ORG - 2018 TERMINOS | POLITICA