fbpx
Tamara Tania Bunke, la guerrillera. Museo Che Guevara
Museo Che Guervara

El trágico final de Tamara Bunke, la guerrillera Tania

Un alemán y una polaca radicados en Buenos Aires tuvieron en 1937 una hija a quien llamaron Haydée Tamara Bunke Bider. Ella pasó a la historia como Tania la Guerrillera. En 1960, Tania conoció al argentino Che Guevara, mientras este se encontraba en Alemania Oriental, durante una misión del Gobierno Revolucionario de Cuba.

La única mujer que acompañó al Che en Bolivia


Tania tuvo el “privilegio” de ser la única mujer que formó parte de la guerrilla liderada por el Che en Bolivia. Fue hasta hace pocos años que Moisés Abraham Baptista, un médico refugiado en México desde hace más de 5 décadas, decidió revelar detalles desconocidos para el público sobre lo ocurrido luego de la muerte de “Tania”. Baptista fue director del “Hospital del Señor de Malta” en el municipio Vallegrande de Bolivia. Al médico se le encargó recibir el cuerpo de la guerrillera en la morgue.

Este testimonio estará compilado en un libro autobiográfico del médico próximo a lanzarse. Cuenta que «en su mochila (Tania) traía cartas, versos escritos de su puño y letra, dólares americanos, libretas de apuntes y su pasaporte, del cual tomé su foto sin que se diera cuenta los militares que me acompañaban”.

Guevara comandaba un grupo que terminó dividiéndose en dos, debido a la persecución de unos militares del ejército. El Che encabezaba un grupo y alias “Joaquín” el otro. Este último fue acompañado por Tania, mientras ella portaba unos documentos de Guevara.

Dos imágenes de Tania La Guerrillera. Fuente: Collage TodoCuba.

El final repentino de Tania la Guerrillera

Tania la Guerrillera falleció trágicamente durante un enfrentamiento en el Rio Grande, en Vado del Yeso. No fue hasta una semana más tarde cuando su cadáver apareció, atrapado en una roca por la corriente del río.

Los soldados trasladaron el cuerpo de Tania hasta Vallegrande, sujetándolo en los patines de uno de los helicópteros militares durante un vuelo algo más turbulento de lo normal. «Los informes (militares) dijeron que el cuerpo de la guerrillera fue rescatado en el Río Masicuri, no el Río Grande», indicó el médico encargado de recibirlo.

Pero, lo más llamativo relacionado al hallazgo de su cuerpo, es que una vez que fueron a buscar el cadáver, ya estaba en avanzado estado de descomposición. Mario Vargas Salinas, el capitán adscrito a la octava división del Ejército, procedió a revisar el interior de la mochila encontrada junto a la guerrillera, pasándole cada documento y objeto al doctor Moisés Abraham Baptista.

Este médico relató que «los documentos que llevaba consigo fueron a parar a manos de la los oficiales de la CIA que trabajaban con el ejército boliviano». El cadáver de Tania, según los testimonios de los soldados encargados del rescate, se atoró en una piedra de grandes proporciones del río. Posteriormente «los peces lo habían carcomido».

Asimismo, el doctor Baptista constató que el cuerpo «fue exhibido para escarmiento de los pobladores, estaba irreconocible, ya en proceso de descomposición». A la hora de darle sepultura en Vallegrande con sus respectivos oficios religiosos, el entonces presidente de Bolivia, René Barrientos, estuvo presente.

El siguiente momento que vivió este médico con la guerrilla fue cuando le tocó recibir el cuerpo del mismísimo Che Guevara. De él conservó su chaqueta ensangrentada y se la llevó a México como su objeto más preciado. Sin importar las millonarias ofertas que ha recibido por la misma, nunca se ha separado de ella.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Nexos / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba