La historia de Don Tomás Estrada Palma, el presidente cubano que vendió la patria.

La historia de Don Tomás Estrada Palma, el presidente cubano que vendió la patria.
© TodoCuba

Tras haber llegado a los más altos niveles en Cuba, el nombre de Tomás Estrada Palma, es un nombre condenado.

Visto por algunos, entre ellos José Martí, como patriota; y considerado por otros como farsante, capitalista, infame, vendepatria.

Tomás Estrada Palma (1835-1908), de origen bayamés, tuvo gran relevancia dentro de las tropas independentistas, logrando llegar dos veces a la presidencia.

Estrada Palma. FUENTE: OnCuba

Primero del gobierno de la República en Armas en 1877 y luego, tras la lucha contra España y la intervención de los Estados Unidos, fue el primer mandatario electo de la nueva República.

Procedente de una familia de terratenientes, logró ganarse el respeto de la emigración cubana y cuando estalló la Guerra chiquita, en 1995, se había convertido en una importante personalidad de las luchas por la independencia.

Gracias al apoyo que tuvo de patriotas y veteranos, y de los Estados Unidos, logró alcanzar la presidencia de la nueva República y más tarde, presionó para ser nuevamente reelegido.

Propició la segunda intervención de los Estados Unidos, haciendo que estallara nuevamente la guerra en la isla.

Se pudiera decir, que al preferir la intervención norteamericana como solución a la situación existente en el país, estaba demostrando su falta de fe en los cubanos.

Participo junto con  Martí  en diferentes sesiones que efectuó el Partido Revolucionario, teniendo una participación activa.

Como anécdota de su presidencia se registra que solía tener pocos trajes y que los que tenia eran cuidados y en ocasiones también eran remendados y cosidos por su esposa.

Ademas de esto se registra que dejo al Estado millones de dinero en la propiedad de lo que eran las arcas públicas y que ademas para tales efecto dejo la recomendación de que estas fueran usadas cuidadosamente.

Estrada Palma. FUENTE: studylib.es

Durante la República hubo muchos de los que lucharon a su lado que, por piedad o respeto sincero y en forma de recordatorio, dedicaron actos y estatuas a Estrada Palma.

Luego de su muerte el 4 de Noviembre, en Santiago de Cuba, la cual sucedida principalmente por la enfermedad de su alma y su conciencia, enfermedad que inicio a finales del año 1908, fue sepultado en el cementerio de Santa Ifigenia, y aún hoy continúan sus restos ahí.

El 10 de octubre de 1918 fue develado en Santiago de Cuba un vistoso monumento en memoria de Estrada Palma.

La obra, realizada por el escultor italiano Ugo Luisi, quedó emplazada en la intersección de las calles Trocha Sur (24 de febrero) y Estrada Palma (Santo Tomás).

Al momento de colocar la obra realizada por Luisi en memoria de Estrada Palma, se construyo un parque simultáneamente para ambientarla, en Santiago de Cuba.

Luego del cambio de criterio sobre su persona muchos olvidaron las virtudes que pudo haber tenido en su época.

En el 1959 fue retirada dicha obra.

En el 2010 fue fotografiada la pieza pero penosamente se desconoce el paradero del sitio donde permanece dicha escultura, si fue trasladada a otro lugar, o si para mayor pena, ya no existe.

Con sus virtudes y defectos, sus aciertos y contradicciones, está condenado a trascender en la historia, como el que vendió nuestra patria.

El que una vez jugó un rol importante en el desarrollo de nuestra historia nacional ya nunca volverá a merecer el tributo tangible que tuvo de sus contemporáneos.

Estatua Estrada Palma. FUENTE: ONCUBA

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: Ciro Bianchi.