Diego Tamayo, el Dr. mambí que creó la Cruz Roja cubana

Diego Tamayo, el Dr. mambí que creó la Cruz Roja cubana

Casi seguro que la mayoría de los cubanos desconocen que la Cruz Roja de la República fue creada por un excombatiente del Ejército Libertador, el Dr. Diego Tamayo y Figueredo.

El 10 de octubre de 1868, cuando apenas tenía 15 años y estaba de vacaciones en casa de su familia en Bayamo, le sorprendió el alzamiento de independentista de Carlos Manuel de Céspedes.

Se aprestaba a regresar a La Habana para continuar sus estudios cuando fue interceptado por Céspedes que le conocía, quien le pidió que llevara instrucciones suyas a varios jefes comprometidos en Bayamo. De regreso de la misión quedó incorporado al Ejército Libertador y pasó a las órdenes de Calixto García.

Cuando se encontraba convaleciente de una herida en una pierna y afectado de paludismo fue sorprendido por los españoles que los capturaron y enviaron a la capital. Sólo las influencias de su familia le salvaron de ser fusilado y tuvo que partir al exilio.

Tras una breve estancia en los Estados Unidos regresó a la Isla  pero fue deportado a España, donde se graduó de Licenciado en Medicina y Cirugía en 1878 por la Universidad de Barcelona.

Durante los años de relativa paz entre 1878 y 1895 se estableció en Manzanillo, donde abrió un consultorio. Luego se establecería en Santiago de Cuba y en La Habana donde desempeñó varios cargos oficiales en Sanidad y ejerció como profesor en la Universidad de La Habana. En el propio centro de altos estudios de la capital de la Isla se graduaría, además, como Licenciado en Ciencias Físico – Químicas en 1887.

Reiniciada la guerra de independencia en 1895 tuvo que abandonar de nuevo la Isla y se exilió en los Estados Unidos donde formó parte de la Junta Revolucionaria de Nueva York.

Los interventores norteamericanos lo nombraron secretario de Estado y Gobernación tras el fin del dominio español. Desde esa alta responsabilidad tuvo a su cargo la reorganización de los servicios sanitarios para la erradicación de la fiebre amarilla en el país.

En 1900 fue nombrado presidente de la Academia de Ciencias de Cuba y electo a la Constituyente de 1901. Allí se opuso con firmeza a la Enmienda Platt y personalmente le dijo gobernador Leonardo Wood que el apéndice constitucional era el más bochornoso de los acuerdos que había tomado el Congreso de Estados Unidos en su historia.

El primer presidente de Cuba, Tomás Estrada Palma lo nombró ministro de Gobernación y en 1905 fue electo senador de la República.

Sin embargo, su vida política no lo apartó de la práctica de la Medicina ni le impidió seguir desempeñando su cátedra de Patología en la Universidad de La Habana.

En 1908 fundó la Sociedad Cubana de Medicina Tropical; pero su gran aporte a la historia de Salud en la Isla sería la fundación de la Cruz Roja el 10 de marzo de 1909. En septiembre de ese mismo año la Cruz Roja cubana sería reconocida por el Comité Internacional de la Cruz Roja y en 1919 se integraría a la Liga de Sociedades.

El Dr. Diego Tamayo falleció en La Habana el 23 de octubre de 1926.

Su obra en beneficio de los cubanos rebasó el tiempo de su vida. Fue bacteriólogo, internista, profesor de Medicina de la Universidad de La Habana y a sus esfuerzos se debió la introducción en Cuba de la vacuna antirrábica que salvó innumerables vidas en el país.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba