67403010

Conoce la curiosa leyenda del pirata William Hasting en Holguín

Antilla es el municipio más pequeño de la provincia de Holguín y fue fundado el 21 de enero de 1925, pero varias de sus historias más interesantes datan de mucho antes.

Específicamente la zona de El Júcaro es reconocida por la leyenda del pirata William Hastings de quien nunca se definió su nacionalidad: unos dicen que era inglés y otros aseguran que nació en Alemania, pero realmente residía en Nassau.

Como aventurero al fin, tenía el mar como centro de operaciones. En una de esas andanzas fue perseguido y atacado por varios buques. Durante el combate, Hastings y los suyos pelearon con fiereza, pero fueron vencidos y su embarcación se hundió cerca de las costas de lo que es hoy el municipio de Antilla.

Nuevo acuerdo pecuario próximo entre México y Cuba

Según cuentan las voces populares, el pirata era un hombre blanco, rubio y de ojos azules. A pesar del desastre, su valentía y persistencia le alcanzó para nadar hasta la Bahía de Nipe, una de las mayores bahías de bolsa del mundo y la mayor de Cuba. Dicen que allí, en algún lugar de aquellos 220 kilómetros cuadrados que tienen profundidades medias entre los 9 y 25 metros, William escondió un tesoro.

Fue así que al tocar tierra firme pudo negociar algunas propiedades y enrumbar su vida. Compró a las autoridades españolas los terrenos de Punta de Salinas a inicios del siglo XIX y en aquel lugar se instaló definitivamente (Lo que hoy es Punta Salinas y Punta de Corojal, en aquellos años formaban la hacienda del ex–pirata, la cual llegó a tener un área de 500 caballerías aproximadamente)

- Publicidad -

Junto a Hastings vivieron en aquel lugar sus hijos Charles y Julián, quienes vinieron desde Nassau para acompañar al padre. Igualmente trasladaron una gran cantidad de esclavos.

Según se describe en artículos publicados en el periódico local La Defensa, en la década del 30 del siglo pasado, William construyó una casa de mampostería para su familia y varios bohíos para los sirvientes. Se ocupó fundamentalmente del tráfico de esclavos y de sal, y también criaba cerdos y ganado.

Algunos documentos históricos aseguran que por parte de Charles, Hastings llegó a tener tres nietos: Catalina, Luis y Julio; por parte de Julián tuvo seis: Vicente, Domingo, Miguel, Pablo, Santiago y Francisco. La larga lista de descendientes llegó a los 700, entre nietos biznietos y tataranietos.

William murió a una edad avanzada después de vivir muchos años de negocios eficientes que le propiciaron confort a él y su familia. Tal parece que aquel combate en alta mar fue el giro que necesitaba para mejorar su existencia. Por varios años lo acompañó la estabilidad y el calor de la familia, sin embargo, como la esencia nómada nunca se desprendió de él, nadie ha definido dónde descansan sus restos: unos dicen que en Banes y otros aseguran que está enterrado en el cementerio de Júcaro. Quizás su alma pirata nunca murió y al menos, convertido en leyenda, aún continúa navegando.

Deja Tu Opinion..

comentarios

Desde el mismo título de este post, estoy seguro que ya vienen a tu memoria las...

Dice la sabiduría popular que los cubanos son gente simple. Para mantenerlos contentos basta con ofrecerles...

Solo superado por un casi mítico Stan Lee, Joe Quesada es considerado como el segundo editor...

DERECHOS RESERVADOS TODOCUBA.ORG - 2016 TERMINOS | POLITICA