Celebrar los quince en Cuba

Celebrar los quince en Cuba

Pasa el tiempo y llegan los quince. La niña que fue se ha convertido en una muchacha casi mujer. La hora llega casi sin darse cuenta y al abrir los ojos ha tocado el momento a nuestra puerta. «Te cogió lo que anda» sentenciaría el refranero popular y ahí comienza la locura.

Primero, antes que todo, la cosa comienza por que la niña, que ya no es tan niña, decida qué quiere como regalo: fiesta, fotos y video, algún equipo o un viaje, quizás, y para peor suerte, todas las posibilidades juntas, e incluso más.

Como toda buena fiesta que se respete, comida y bebidas deben presentarse en abundancia. No pueden faltar los amigos de la cumpleañera, de los padres, e incluso los amigos de los amigos. El baile, la ropa nueva, el fotógrafo de la fiesta, el cake, el regalito de ocasión, los zapatos nuevos y el vestido, el video sorpresa, el colage de imágenes de la infancia, las quejas de que no alcanzan las cajitas, el cuidado para que nadie se cuele sin invitación… y más, mucho más.

Trajes y más trajes, peinados, calor intenso, hambre y desesperación, amenizan la sesión. -youtube.com

Las fotos son la otra odisea. Un día especial para que la niña luzca como nunca y tome 12, quizás 24 o a lo mejor 36 instantáneas en los que vecinos y familiares reconozcan a la mujer que aspira a ser. Trajes y más trajes, peinados, calor intenso, hambre y desesperación, amenizan la sesión.

Lo del equipo es sencillo: un tablet o una laptop, quizás alguna otra cosa menor como un móvil de última generación para mantenerse localizado en tiempos de modernidad. Y como las épocas cambian, hay también quien prefiere sustituir fiesta, fotos y equipos por un viaje, de esos en los que deben cruzarse fronteras y hablar, a lo mejor, otras lenguas.

Y se van los quince, llegan los dieciséis y la historia es otra. Un año después las fotos andan por alguna esquina, de la fiestecita ya nadie se acuerda, el equipo está a medio andar y del viaje solo quedan recuerdos. ¡Qué quinces, caballeros, pero qué quinces!

Un día especial para que la niña luzca como nunca y tome 12, quizás 24 o a lo mejor 36 instantáneas en los que vecinos y familiares reconozcan a la mujer que aspira a ser. -aliexpressenespañol.com

 

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba