fbpx
Cuba celebra 40 años de la gesta de Tamayo, primer cosmonauta latinoamericano
EFE / Yander Zamora

Arnaldo Tamayo, el primer cosmonauta latinoamericano a 40 años de su gesta

La Habana, 19 de septiembre de 2020.- Cuba celebró este viernes el 40 aniversario de la puesta en el espacio del cosmonauta guantanamero Arnaldo Tamayo, el primer latinoamericano en orbitar el planeta Tierra como participante de la misión Soyuz-38, de la ahora extinta Unión Soviética.


Para el general de brigada cubano Arnaldo Tamayo, ver la isla desde el espacio fue «muy emocionante, de gran alegría», aunque dice que «fue poco el tiempo para observarla, solo segundos, pero había pocas nubes, lo que nos permitió verla bien», como un «cocodrilo gigante», según declaró a la revista cubana Juventud Técnica, en una entrevista a propósito del aniversario.

El primer cosmonauta latinoamericano

El 18 de septiembre de 1980 Tamayo viajó junto al cosmonauta soviético Yuri Romanenko en la nave Soyuz-38, que despegó desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, y luego se acopló a la estación orbital Saliut-6 tripulada por los cosmonautas soviéticos Leónid Popov y Valeri Riumin.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, destacó este viernes en su cuenta de Twitter que «un guantanamero, mestizo y humilde, se convirtió en el primer cosmonauta de Latinoamérica. Como tripulante de la Soyuz-38, Arnaldo Tamayo, la Revolución cubana y los pobres de la tierra entraron a la historia de los vuelos espaciales».

En otro mensaje, el mandatario destacó que durante sus más de 7 días en el espacio el cosmonauta cubano aplicó 21 experimentos de la Academia de Ciencias de Cuba en áreas como biología, física, geología, medicina y psicología.

Tamayo, un piloto de combate de la Fuerza Aérea Cubana -oriundo de la oriental provincia oriental Guantánamo- se presentó junto a otros 40 candidatos de la isla a la convocatoria para futuros cosmonautas.

Los aspirantes debían contar con más de 10 años de experiencia como piloto. Además, debían ser aptos desde el punto de vista médico y físico y acumular los conocimientos técnicos y profesionales para una misión de ese tipo. Por otra parte, se les pedía dominar el idioma ruso.

No fue al espacio a dormir

Finalmente, Tamayo fue seleccionado en 1978 para integrarse al Programa Intercosmos. Este fue un proyecto científico de colaboración en materia espacial creado entre la Unión Soviética y otros países como Cuba.

A sus 78 años, ya han transcurrido cuatro décadas después del histórico viaje al espacio. El militar relata que de las ocho horas diarias planificadas para el descanso, él solo dormía cuatro de ellas. No quería perder la oportunidad de observar el universo, tomar fotos y videos de esos momentos.

«Si esta es la única oportunidad de estar en el cosmos, yo no vine a dormir«, pensaba el cosmonauta cubano.

El 26 de septiembre de 1980 regresó a la Tierra en la cápsula de descenso de la nave Soyuz-38. En su viaje dio 128 vueltas alrededor del planeta y permaneció en el cosmos siete días, 20 horas, 43 minutos y 24 segundos.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba