fbpx

Tumba Francesa: herencia mantenida a ritmo de tambor

El legado africano está presente en diversos elementos de la cultura cubana: la cocina, la música, palabras en el idioma. Sin lugar a dudas no se puede hablar de Cuba y su idiosincrasia sin pensar en la herencia que nos trajeron desde África.


La Tumba Francesa es uno de los vínculos más antiguos y visibles con el patrimonio afrohaitiano. Esta tradición llegó a Cuba con los esclavos haitianos, trasladados a la parte oriental del país tras las revolución de 1790. Ya a inicios del siglo XIX existían testimonios escritos  sobre esta danza.

Resulta que todo comenzó cuando los colonos franceses y francohaitianos,  asentados en la zona suroriental del país, permitieron que sus esclavos domésticos bailaran y cantaran en la fiesta patronal o cualquier otra festividad. De esta forma combinaban baile, canto, percusión, palabras en español, francés y creole.

Tras la abolición de la esclavitud en Cuba en 1886 y la migración urbana de los libertos en busca de trabajo, surgieron las sociedades de Tumba Francesa en varias ciudades del Este de la isla.

Se trata de una mezcla entre el refinado mundo de Versailles propio de los amos franceses y las culturas africanas. De ahí que hombres y mujeres vistan elementos propios de la corte francesa del siglo XVIII junto a piezas más criollas.

El legado africano está presente en diversos elementos de la cultura cubana: la cocina, la música, palabras en el idioma. -cosasdelchago.com

Actualmente sólo se interpretan regularmente dos de los numerosos estilos de Tumba Francesa: el masón, una parodia jocosa de los bailes de salón franceses, y el yubá, un baile improvisado basado en ritmos frenéticos de tambor.

Lo más sorprendente sin embargo, es que esta tradición francohaitiana no se diluyera en el ajiaco étnico-cultural cubano, sino que se mantenga viva y con la pureza de cuando desembarcaron los primeros colonos.

La Tumba Francesa solo se mantiene sonando, gracias al empeño de las siete generaciones que se han encargado de perpetuarla a través de los siglos.

Por: Julie A.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba