fbpx

¿Reconoces a los «especuladores» en Cuba?… Tuertos en el país de los ciegos (+ Videos)

Durante finales de los años 80 e inicios de los 90 la isla de Cuba sufrió el comienzo de la etapa que pasaría a la historia como Período Especial. En ese tiempo todos los habitantes de la isla comenzarían a vivir careciendo absolutamente de todo. La especulación, verbo utilizado para definir la acción de la ostentación, es una tendencia de la sociedad cubana actual que surgió en esa época.


En el Período Especial toda la sociedad cubana se vio llena de necesidades y solamente algunas personas tenían acceso a cierto nivel de vida, dependiendo de su poder adquisitivo. Se marcaron muchas diferencias una vez que se despenalizó el dólar. La emigración y las crecientes remesas del exterior, fueron otros de los factores que hicieron que se comenzaran a notar las diferencias en la supuesta igualdad social y económica existente en el país.

Las personas que tenían acceso a bienes y servicios que solamente eran reservados para los extranjeros, se comenzaron a mostrar como personas con mayores posibilidades económicas que la mayoría de los ciudadanos y esto fue causado debido a la especulación que se comenzaba a desarrollar.

Esa forma de vivir tan diferente al resto, era mostrada a todo el mundo y por lo general dependía de otras personas. Aquellos que trabajaban directamente con los extranjeros, por ejemplo las jineteras, los contrabandistas y los proxenetas se podían permitir una vida donde disfrutaban de todos los privilegios a los que podían acceder los turistas y al mostrarlo a las demás personas, quedaban fuera de aquellos grupos de personas que vivían en la miseria y la necesidad. Muchos utilizaron su ventaja económica para mostrarle a los hipócritas revolucionarios, que al igual que el resto vivían con muchas necesidades, la felicidad obtenida con el dinero de la inmoralidad. Gracias a ese dinero satisfacían sus necesidades y lograron tener otro estatus económico.

Actualmente los especuladores son vistos como personas corrientes. Influenciados por el reguetón se definen por su estética, su fanatismo por las marcas y la joyería.

El reguetón promovió una creencia de poder y superioridad entre las personas que viven en este medio; además, muchos de los emigrantes se creen que venir de visita a nuestro país cargados de prendas y exhibiendo cuanto hallan podido traer es una manera de que las personas se crean que tienen mucho dinero. Con el paso de los años se ha ido descubriendo que esto no siempre es así ya que para poder especular en la isla hay muchos que deben rentar las prendas. En otros casos no son tan valiosas como hacen creer.

Algunos tienen una mejor solvencia económica, pero ni los que deben rentar las joyas ni los que realmente viven bien han evitado mostrar la buena vida que llevan en el extranjero, ya que supuestamente en el extranjero triunfan todos los que emigran, con el objetivo de ser envidiados. Estas personas que se proyectan así aún llevan en sus adentros los recuerdos de la miseria material con la que vivieron y luego, llenó sus adentros con la miseria humana.

En la actualidad se ha esparcido entre los habitantes de la isla, la moda de vestir con copias de marcas famosas, comportarse como si estuvieran relacionados con el crimen organizado, usar muchas cadenas, manillas y anillos que no son de alto valor económico; y todo como forma de imitación principalmente de los artistas.

Hasta el más mínimo poder adquisitivo puede generar que la gente se regodee y sea envidiado. Tras estas actitudes que generalmente van acompañadas de un bajo nivel cultural se encuentra un pensamiento subdesarrollado, el mismo que está siendo visto por todos, incluso antes de todo el envoltorio.

Ya hoy el cubano sabe que los extranjeros que verdaderamente tienen un gran poder adquisitivo llegan a Cuba vestidos de la forma más sencilla posible, mientras los especuladores muestran un poco más de lo que tenemos.

Escrito por: Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba

Spinner de carga