fbpx

Rafael Padilla: el payaso chocolate

Chocolate era el nombre artístico de Rafael Padilla, que con 28 años de edad ya llevaba una década dedicándose al oficio de payaso en los espectáculos más importantes de París, y se codeaba con los personajes más importantes de la ciudad.


Nacido en Cuba de esclavos africanos, Rafael Padilla luchó contra el racismo para convertirse en el brindis del París burgués, agasajado por los ricos y poderosos por sus actuaciones como “Chocolat the Clown”, la primera celebridad negra de Francia.

Decía no tener ningún recuerdo de sus padres biológicos y fue recogido y criado por una mujer negra pobre en los suburbios de La Habana, durante la Guerra de los Diez Años. Cuando Rafael era todavía un niño, fue vendido a un empresario español, Patricio Castaño Capetillo, el que lo llevó a la casa de su familia en el pueblo de Sopuerta (Vizcaya) en el norte de España.

Cuba había prohibido la trata de esclavos en 1862, y bajo la ley internacional Rafael técnicamente era un hombre libre en el momento en el que pusiera pie en tierra europea, sin embargo Castaños le trató como a un esclavo. Castaños, como muchos españoles con conexiones coloniales, era anti-abolicionistas y esquivó la ley registrando a Rafael como sirviente, siendo la única persona negra en el pueblo, y no era maltratado por la familia Castaños y por los habitantes del pueblo. Le hacían dormir en los establos, y no recibió ninguna educación formal.

Contando con 15 años de edad y viendo la oportunidad, Rafael huyó de su explotador y trabajó en las canteras del País Vasco, y vivió en Bilbao, donde conoció a Tony Grice, un payaso inglés, quien le contrató como ayudante y criado doméstico, pero que lo incorporó a sus actuaciones, cosa que no le gustaba y por la que abandonó a Grice, regresando solo al verse obligado por no encontrar ocupación.

Pero junto a su mentor se convirtió en una de las grandes estrellas de circo y conoció a Marie Hecquet, con quien se casó en 1895 todo dentro de un fenomenal escándalo por el matrimonio interracial y por haberse divorciado Marie para irse con él. Por esa misma época Chocolat recibió la oferta hacer pareja artística con otro de los grandes payasos de aquellos tiempos: George Foottit

El triunfo de la pareja se basaba en las continuas burlas y maltratos que el payaso blanco hacía al payaso negro. Chocolat era consciente que el color de su piel era un hándicap para muchas cosas, pero en ese aspecto le proporcionaba un trabajo que le gustaba, con el que disfrutaba y que le daba para vivir holgadamente con su familia.

Alrededor de 1910 una parte de la sociedad comenzó a ver como vejatorio el trato que recibía Chocolat en el escenario, viéndolo como abusivo y de mal gusto y esto acabó con la carrera del artista, ya que los empresarios dejaron de contratarlo, ante el temor de ser acusados de racistas.

De repente le cayeron juntos todos los males, se quedó sin trabajo, se arruinó por completo, se dedicó a la bebida y cayó en una profunda depresión causada por la muerte por tuberculosis de su hija. A los 49 años falleció solo en la habitación de un hotel en Burdeos.
Hay un cuadro del pintor Toulouse-Lautrec y que titulaba “Chocolat dansant dans un bar”, donde de alguna forma inmortalizó a Chocolat bailando en el Irish and American Bar de París, sitio preferido de la bohemia en esos años.

Pero también se hace referencia al personaje que revolucionó la escena parisina de hace un siglo al filmarse una película llamada Chocolat.
ero también se hace referencia al personaje que revolucionó la escena parisina hace un siglo cuando filmaba una película llamada Chocolat.
Casi un siglo después de que fue sepultado en una fosa común en la capital francesa, su narración en gran parte olvidada se narra en el estreno norteamericano el lunes de “Chocolat” de Roschdy Zem.

Es una elección audaz para abrir COLCOA, el festival de cine francés más grande del mundo, ya que desafía a las audiencias a considerar si el notorio problema de diversidad de Hollywood también es un problema en Francia.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba