fbpx
Museo Arquidiocesano
FundaciónSantiago495

Museo Arquidiocesano de Santiago: Tesoro artístico en Cuba

El Museo Arquidiocesano de Santiago de Cuba se encuentra justo en el corazón de la ciudad. Solo necesita subir por una angosta escalera a un costado de la catedral  y encontrará historia y religión en un mismo sitio.


En su arquitectura de herencia hispano-mudéjar destaca, entre otros, un techo de distinguido artesonado, vigas inclinadas y tejas criollas dando cobijo a un lugar único en el país: el Museo Arquidiocesano de Arte Monseñor Enrique Pérez Serantes, creado en 1963.

Interior del Museo de Santiago de Cuba. Fuente: Tony Iglesias.

El Santo Ecce Homo, joya del Museo Arquidiocesano

Una de las joyas del Museo es el Santo Ecce Homo, óleo sobre madera del pintor colombiano Francisco Antonio. La figura de Jesús aparece atada a una columna, tras haber sido flagelado. Pintado en Cartagena de Indias, llegó a la Isla en 1610 y se le considera la obra pictórica religiosa más antigua de Cuba. A esta pieza se le atribuye un carácter milagroso. Según el chantre Juan Lizando y Luyando quien afirma que en más de una oportunidad observó como el cuadro sudaba sangre. Solo catorce pulgadas mide el Cristo de esta tabla de cedro.

Según Antonio López de Queralta, graduado de museología y director de la institución, el Museo busca conservar, exhibir y restaurar el patrimonio histórico-religioso, no solo de la iglesia católica, sino del pueblo cubano. De ahí su importancia. Esta es la Catedral Primada de Cuba y está vinculada con muchos aspectos que tienen que ver con todas las iglesias, obispados y arzobispados del país.

En las paredes se recogen los retratos de obispos y arzobispos que han oficiado en nuestra ciudad. Conmueve ver las partituras originales de Esteban Salas (1725-1803), primer gran músico cubano que, al decir de Alejo Carpentier, “convirtió la Catedral en un verdadero conservatorio”.

Riqueza e historia

En este mágico lugar se conserva la primera misa de Cuba Libre: la casulla, estola, cubre cáliz y bolsa de corporales, tela brocada en hilos de oro usada en esa celebración, ocurrida  en el Santuario de El Cobre, el 8 de septiembre de 1898.

Otra de las reliquias es la Sede Arzobispal de San Antonio María Claret. Esta última es se usa durante la Misa para la coronación de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre (1936). También fue usada en la coronación Pontificia celebrada por el Papa Juan Pablo II el  24 de enero de 1998, en Santiago de Cuba.

El Cristo Crucificado del Castillo de San Pedro de la Roca (1838) es igualmente sobrecogedor. Notable por sus dimensiones y tallado en Burdeos, fue testigo de las oraciones de los condenados a muerte. Más allá, contemplamos uno de los frontales de la “Carroza Triunfal” del Corpus Cristi, que se estrenó en procesión por estas calles en 1883.

Cristo Crucificado del Castillo de San Pedro de la Roca. Fuente: Isabel Rodríguez – Facebook.

No en vano el ex secretario del Estado Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, al visitar el lugar expresó: “Jamás he visto que en tan poco espacio se acumule tanta riqueza y tanta historia».

Ubicado a un costado de la Catedral de Santiago de Cuba en San Pedro, entre Heredia y San Basilio, el Museo Arquidiocesano abre sus puertas de lunes a sábado, de 9:30am a 5:00pm. Si usted está de visita en Cuba, no dude en asistir a este lugar, siempre recordará su recorrido.

El día de hoy queremos invitarte a visitar nuestra sección de educación y costumbres. Allí, encontrará otras lecturas de interés.

Asimismo, le dejamos el enlace a otros artículos que quizás podrían gustarle también:

Escrito por | Redacción - NGM

Fuente: OnCubaNews / EcuRed

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba